La temperatura media sube 0,8 grados en Burgos en 3 décadas

J.D.M.
-
La temperatura media sube 0,8 grados en Burgos en 3 décadas - Foto: Alberto Rodrigo

Según los datos recopilados por el Observatorio de Sostenibilidad, la capital burgalesa ha pasado de registrar 10,48 grados de media en el lustro 1988-1992 a los 11,31 del periodo entre 2014 y 2018

Cada vez sorprende menos encontrarse en Burgos con una imagen como la que ilustra esta información en pleno mes de febrero o marzo. En este caso corresponde al año 2017, una tarde de jueves en la que se registraron temperaturas de hasta 22,5 grados. Aunque ayer los termómetros urbanos no superaron los 15º, se pudo gozar de un día agradable hasta que desaparecieron los rayos de sol. Pero como dice el refrán... ‘De marzo no te fíes, que es traidor, tan pronto frío como calor’. Aunque cada vez es más calor.
La temperatura media en las ciudades españolas ha subido el doble que la media mundial en medio siglo y en la capital burgalesa lo ha hecho prácticamente un grado (0,83º) en las últimas tres décadas, 1,2 grados si nos remontamos más atrás. De los 10,10 grados registrados de media en el lustro 1944-1948 en la estación meteorológica situada en el aeropuerto de Villafría a los 11,31 del periodo entre 2014 y 2018, según los datos recopilados por el Observatorio de la Sostenibilidad en el último informe sobre la ‘Descarbonización de España’.
La percepción de la población de estar en un entorno cada vez más cálido y afectado por el cambio climático es generalizada... y real, como así lo refrendan los datos de las estaciones meteorológicas de las 52 ciudades españolas analizadas, aunque la subida no es homogénea.
Atendiendo a los últimos 30 años, donde más han variado los termómetros ha sido en Barcelona, con una media de 1,89 grados. También se superan los 1,8º de incremento en Ávila o Murcia. Sin embargo, los datos del Observatorio de la Sostenibilidad permiten remontarse mucho más atrás en el tiempo. Madrid, la primera ciudad de la que se tiene información meteorológica, registraba a finales del siglo XIX una temperatura media anual de 13,72 grados, mientras que en los últimos cinco años ha alcanzado los 16,2, 2,4º más. Cuenca, con un ascenso de 2,9º desde 1956, y Ciudad Real, con 3,6º de incremento desde 1976, son las únicas ciudades en las que los termómetros han registrado unos incrementos superiores.
En el lado opuesto está Salamanca, la única ciudad en la que han bajado las temperaturas. Desde 1945 lo ha hecho en 0,09 grados.
En 2050, 2,7 grados más. ¿Qué puede pasar si seguimos con la tendencia actual de emisiones y sin realizar actuaciones de mitigación del cambio climático? Plantea el Observatorio de la Sostenibilidad en el último informe sobre ‘Descarbonización en España’. La respuesta es preocupante y es que las previsiones de aquí a otras tres décadas apuntan a que seguirán aumentando las temperaturas, con una media de 2,61 grados. Los mayores incrementos se prevén en Toledo, Ávila, Cuenca y Madrid, con más de 3 grados de subida. En Burgos se espera que varíen los termómetros en 2,7º.