Música por la inclusión infantil

Adrián del Campo
-

Más de 50 niños del programa social 'Da laNota' visitaron Aranda este fin de semana

Concierto de la orquesta ‘Da la Nota’ en el auditorio de la casa de cultura de Aranda. - Foto: A. del Campo

Aprovechar el tirón de la música para integrar a menores en riesgo de vulnerabilidad, ofreciéndoles una formación intensiva en diferentes aspectos orquestales. En esto se basa el programa musicosocial ‘¡Da la Nota!’ desarrollado en el barrio madrileño de Lavapiés, y si la iniciativa suena bien, los resultados todavía mejor. Las personas que prácticamente llenaron este sábado el auditorio de la Casa de Cultura de Aranda lo pudieron comprobar en el concierto que protagonizaron más de 50 niños de ‘¡Da la Nota!’.

Los responsables del programa, junto al citado más de medio centenar de menores, visitaron este fin de semana la capital de la Ribera dentro de la XIX Semana del Menor organizada por el Ayuntamiento. El resultado del viaje, que finalizó ayer con un encuentro con adolescentes del COFU arandino, ha sido más que satisfactorio. "Nos han acogido fantásticamente bien los servicios sociales de aquí, el albergue funciona genial y el público reaccionó completamente entregado al esfuerzo de estos niños, que realmente se esfuerzan muchísimo para poder sacar un repertorio tan complicado. Ellos viven los viajes que hacemos con muchísima ilusión por verse fuera de casa, cada vez están más preparados y son más autónomos", destacaba Marga Gutiérrez, psicóloga infantil del programa.

‘¡Da la Nota!’ nació en 2015 fundado por tres músicos y ahora cuenta con un amplio equipo de profesionales. Está dirigido a niños de entre 7 y 17 años, el 80% de los cuales  en alto riesgo de pobreza y exclusión social. Marga Gutiérrez añade que existe un perfil multicultural muy amplio, con 20 orígenes familiares diferentes. "Intentamos que también tenga cabida en el repertorio orquestal, para que sea representación de la multiculturalidad", enfatiza. La psicóloga también remarca que el programa sirve para fortalecer a los niños, "haciéndoles críticos, creativos y acercándoles a las mismas oportunidades que tienen otros niños y niñas nacidos en otras circunstancias".

Marga defiende ‘¡Da la Nota!’ como "una herramienta de reivindicación en la esfera pública, para acercar a los vecinos que normalmente en el mundo actual ya no están tejiendo una red de intercambio, nosotros volvemos a ello, volvemos a acercar a las personas en los eventos, en el día a día del proyecto". Aprovechan, sin duda, la fuerza de la música como eje, como herramienta para despertar, sobre todo, empatía. Esa de la que es imposible escapar una vez escuchas a los pequeños músicos de ‘¡Da la Nota!’.