El Papa concede a Burgos la celebración de un año jubilar

I.L.H.
-
El Papa concede a Burgos la celebración de un año jubilar - Foto: J.J.M

Durante 16 meses, del 20 de julio de 2020 al 7 de noviembre de 2021, la Catedral será centro de peregrinación para obtener la indulgencia plenaria. Además, la diócesis organizará una veintena de actividades de contenido pastoral y religioso

El Papa Francisco ha concedido a la Catedral de Burgos, con motivo del VIII Centenario, un año jubilar, por lo que visitar el templo gótico llevará pareja la indulgencia plenaria para los cristianos. El periodo que comprende es de 16 meses, desde el 20 de julio de 2020 al 7 de noviembre de 2021, y durante este tiempo se organizarán celebraciones singulares para parroquias y arciprestazgos y se celebrarán jubileos especiales con distintos colectivos.

Además, según ha anunciado el arzobispo Fidel Herráez, el año jubilar albergará la celebración de una asamblea diocesana en 2021 "que permita a todos los cristianos dialogar juntos sobre distintos temas relacionados con la vida de la diócesis y el compromiso de la Iglesia con el mundo actual".

Paralelo a esto, la diócesis ha preparado un programa con una veintena de actividades de carácter pastoral y religioso para conmemorar el VIII Centenario. Entre ellas destaca el encargo de una obra artística para la Catedral que recuerde la efeméride y permita añadir un nombre contemporáneo a los grandes creadores que han colaborado en el templo gótico. También se encargará la composición de una obra musical para su estreno en la basílica, la interpretación de la obra del archivo de la Catedral, exposiciones itinerantes, la muestra dedicado a Mateo Cerezo, la edición especial de Las Edades del Hombre o conciertos específicos.

También está prevista la organización de un congreso internacional en 2021 que evalúe la Catedral desde diferentes ámbitos: teológico, religioso, artístico, de gestión, económico... Y la realización de un gesto solidario vinculado a una diócesis de misión. La idea, según ha avanzado el vicario general, Fernando García Cadiñanos, es "financiar alguna iniciativa de tipo social que se vaya a realizar en alguna diócesis presidida por un burgalés (hay siete u ocho en el mundo). Queremos tener también un gesto de solidaridad y cercanía con los pobres en este centenario".

Destacan igualmente la elaboración de vídeos divulgativos, concursos para jóvenes y niños, guías pedagógicas, etc.

Todo este programa, que se ha editado en un pequeño libro y tiene el respaldo del Pontificio Consejo para la Cultura de la Santa Sede, se presentará en Roma la próxima semana.