Una ofrenda en papel coloreado

DB
-

La Fundación VIII Centenario de la Catedral de Burgos invita a los niños a dibujar el templo y donar sus obras durante cuatro jornadas, del 9 al 12 de junio, con visitas de 16.30 a 19 horas

Para facilitar que los niños puedan llevar un dibujo inspirado en la Catedral, la Fundación ha elaborado ocho láminas sobre el monumento. - Foto: Alberto Rodrigo

La Fundación VIII Centenario de la Catedral organiza una ofrenda de los niños burgaleses al primer templo de la ciudad durante cuatro jornadas, en las que los escolares podrán llevar sus obras inspiradas en el monumento y depositarlas en el trascoro.
Así, la basílica permanecerá abierta para los burgaleses más jóvenes desde el martes, 9 de junio, hasta el viernes 12, por las tardes, de 16.30 a 19 horas. Los menores podrán acudir a realizar su ofrenda acompañados de un adulto. Para facilitar que los niños puedan llevar un dibujo inspirado en la Catedral, la Fundación ha elaborado ocho láminas, dos por cada tramo de edad que pone a disposición de todos los medios de comunicación que deseen distribuir estas plantillas y que se podrán descargar en la página web www.catedraldeburgos2021.es desde este jueves. Diario de Burgos también ha colaborado de forma altruista con esta iniciativa y distribuirá gratuitamente junto con el periódico las citadas láminas.
Estos dibujos siguen la línea desarrollada durante las primeras semanas de confinamiento con la actividad ‘Diviértete en casa con la Catedral’, de tal forma que en su visita al templo podrán descubrir muchos de los elementos que han coloreado durante estos meses.
De esta manera los niños burgaleses podrán pintar estos u otros dibujos sobre la Catedral de Burgos y llevarlos la próxima semana para realizar su ofrenda, que se depositará en un panel situado en el trascoro, en la entrada del templo.
Para garantizar la seguridad, se establecerá un recorrido, que discurrirá por las naves laterales y la girola. En ‘La Catedral de los niños’, estos podrán conocer algunos de los principales hitos de la Seo, tales como el cimborrio, la Escalera Dorada o el Papamoscas.
Además, la Fundación reforzará las medidas higiénico-sanitarias, para garantizar la seguridad de los participantes.
Por eso, durante estos cuatro días, se establecerá una puerta de entrada y otra de salida; solo se podrá circular en un único sentido; habrá un estricto control del aforo y del tiempo que se podrá permanecer en el templo y se señalizará la distancia de seguridad en la entrada. Además, en el acceso a la Catedral, la Fundación proporcionará gel hidroalcohólico, guantes de protección, mascarillas y medidor de temperatura.
No obstante, según precisaron, durante toda la ofrenda, los participantes no tendrán necesidad de tocar nada dentro de la basílica. Esta actividad ya había sido anunciada hace unos días, pero tuvo que retrasarse su inicio hasta contar con la autorización de la Subdelegación del Gobierno en Burgos.
Esta es una de las muchas actividades que ha programado la Fundación VIIICentenario de la Catedral para este año y que comienzan a realizarse una vez avanzado el proceso de desescalada tras la crisis sanitaria provocada por la pandemia. El pasado 23 de mayo tuvo lugar un concierto de música clásica a través de las campanas de varias iglesias de la ciudad.