scorecardresearch

La pensión media sube un 2,3% y se sitúa en 1.031 euros

SPC
-

El número de prestaciones en el último año sube en la Comunidad un 0,58%, hasta las 615.138

La pensión media sube un 2,3% y se sitúa en 1.031 euros - Foto: Eugenio Gutiérrez Martínez

La pensión media se situó en Castilla y León a 1 de octubre en 1.031,19 euros, una cantidad seis euros inferior a la media del conjunto de España, que alcanzó 1.037,48 euros, tras una subida del 2,33 por ciento respecto al mismo periodo del año precedente, incremento que a nivel nacional fue del 2,1 por ciento, según los datos hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y recogidos por Ical.

El número de pensiones en la Comunidad aumentó un 0,58 por ciento en tasa interanual, hasta las 615.138. Del total, el 63,9 por ciento (393.272) corresponde a jubilación, con una pensión media que asciende a 1.183,12 euros. Por incapacidad permanente, son 46.360 pensiones (992,89 euros de media); por viudedad, 152.234 (734,80 euros); por orfandad, 19.416 (451,41 euros); y en favor de familiares, 3.856 (617,82 euros).

Por provincias, la pensión media más alta se registra en Valladolid, con 1.150,19 euros; seguida de Burgos, con 1.107,54 euros. A continuación, Palencia (1.056,42 euros); León (1.027,28 euros); Soria (977,39 euros); Segovia (981,01 euros), Salamanca (958,98 euros) y Ávila (901,51 euros). Por debajo de los 900 euros de pensión media, solo se encuentran la provincia Zamora (871,93 euros).

En cuanto al número de pensiones, León figura a la cabeza, con 140.519 (0,15 por ciento menos que hace un año), por delante de Valladolid con 117.029 (+1,49 por ciento). Le siguen Burgos con 91.053 (+0,64 por ciento); Salamanca, con 80.897 (+0,95 por ciento); Zamora, con 48.009, (-0,57 por ciento); Palencia, con 42.557 (+0,30 por ciento); Ávila, con 38.833 (+0,58 por ciento); Segovia, con 33.925 (+1,42 por ciento), y Soria, con 22.316 (+0,60 por ciento).

A nivel nacional, el gasto en pensiones se sitúa en el 12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) teniendo en cuenta los últimos doce meses, según la estimación realizada por la Seguridad Social. Esta cifra es menor al 12,4 por ciento de 2020, que estuvo condicionado por el impacto de la pandemia sobre el PIB, y supera levemente el 10,9 por ciento de 2019. El gasto estimado para 2021 supone un aumento del tres por ciento respecto al 2020, en línea con lo adelantado en los Presupuestos.

A fecha 1 de octubre, la nómina mensual de las prestaciones contributivas de la Seguridad Social ascendió a 10.251,52 millones de euros, un 3,24 por ciento más que el mismo mes del año pasado.

Más de dos tercios de la nómina, 7.389,93 millones de euros, se destinaron al abono de las pensiones de jubilación. Esta cuantía experimentó un crecimiento del 3,77 por ciento  en los últimos doce meses.  

A pensiones de viudedad se dedicaron 1.747,24 millones de euros, un 2,13 por ciento más que en octubre de 2020. La nómina de las prestaciones por incapacidad permanente, por su parte, se situó en 944,92 millones de euros (1,25 por ciento ), mientras que la de orfandad supuso 142,75 millones de euros (2,60 por ciento)  las prestaciones en favor de familiares, 26,67 millones (4,72 por ciento).

De las 9.881.206 pensiones contributivas abonadas a 1 de octubre (un 1,10 por ciento más que en octubre de 2020), 6.190.182 son de jubilación, 2.354.994 de viudedad, 950.472 de incapacidad permanente, 341.436 de orfandad y 44.122 en favor de familiares.