El PSOE asegura que la reforma local «golpeará» a los servicios sociales

C.M. / Burgos
-

Sus concejales temen que con la nueva ley se «eche el cierre» a las escuelas infantiles al impedir que el Ayuntamiento las mantenga


El Partido Socialista mostró ayer su «rechazo más rotundo» al Proyecto de Ley Racionalización y Sostenibilidad Local por boca de su portavoz en el Ayuntamiento, Luis Escribano, quién aseguró que se trata del «golpe más duro» que podrían recibir los servicios sociales, la educación y la sanidad.
«Es una agresión brutal al sistema de servicios sociales porque destruye todo lo que depende de las administraciones locales. Esta ley suprime la capacidad para intervenir y atender los problemas de la gente», señaló.
Escribano lamentó que a partir de ahora el Ayuntamiento deje de aportar dinero para cooperación internacional o a las asociaciones sin ánimo de lucro, que reciben 3 millones de euros para la realización de programas dedicados a personas con discapacidad o menores. «El alcalde no quiere dar más dinero a quien lo necesita y estas asociaciones tendrán muchas dificultades para subsistir».
También se aseguró que la nueva ley «amenaza de muerte» a la red de escuelas infantiles. «Solo les obliga a colaborar en la cesión de un solar para la construcción de un centro público, pero no a sostener las escuelas infantiles. El Ayuntamiento no lo hará, la comunidad autónoma no aumentará el gasto y se cerrarán las escuelas infantiles existentes».
En opinión de Escribano, la ley establece que la competencia de los ayuntamientos pase a las comunidades autónomas, pero a la vez anima las anima a delegar en los ayuntamientos. «Se acaba con la posibilidad de intervención en educación, cultura, igualdad, vivienda o medio ambiente, mientras que se permite hacer plazas de toros, pabellones multiuso o cualquier obra disparatada».
Finalmente, el portavoz el PSOE lamentó que el alcalde, Javier Lacalle, se haya apuntado a la defensa «entusiasta de la ley porque así se ahorrará dinero».