Desde julio habrá una línea de bus circular por el bulevar

C.M.
-
Desde julio habrá una línea de bus circular por el bulevar - Foto: Alberto Rodrigo

El PP y el PSOE han puesto sobre la mesa el diseño definitivo con 23 líneas en lugar de 32, más frecuencias y con un 10% más de kilómetros de recorrido al año. Se tendrán que contratar 12 conductores más

Los dos grandes partidos con representación en el Ayuntamiento, el PP y el PSOE, quieren dejar aprobado el nuevo mapa de autobuses antes de que acabe el mandato aunque son conscientes de que la implantación le tocará ya al nuevo equipo que salga de las urnas el 26 de mayo. El objetivo es que se pueda poner en marcha a mediados de julio al existir un compromiso de ambas formaciones. «No hemos llegado hasta aquí para dejarlo en un cajón», aseguró el responsable del Servicio de Movilidad y Transportes (Samyt), Jorge Berzosa, que ayer presentó el nuevo organigrama de líneas junto al concejal socialista Antonio Fernández Santos.
La propuesta definitiva ha incluido algunas de las 500 aportaciones realizadas por vecinos y colectivos durante cuatro meses e incluye los horarios de fines de semana y festivos que no estaban en el primer borrador. La propuesta plantea reducir de 32 a 23 las líneas y aumentar en un 10% los kilómetros recorridos al año (ahora hacen 3,3 millones) y la frecuencias de las líneas.
La principal novedad de la reorganización es que por primera vez la red tendrá una línea circular. Será la actual 22 con una serie de novedades. Saldrá del barrio del Pilar, pasará por la UBU para continuar por el bulevar hasta llegar al Hospital Universitario y desde allí continuar por la ronda norte, con parada en el Cementerio, y seguirá por la avenida de la Independencia, el barrio de Fuentecillas y cruzará el nuevo puente de Las Rebolledas para llegar de nuevo al campus y al barrio de partida. Tendrá una frecuencia de 30 minutos y estará dotada con dos autobuses en cada uno de los sentidos. Se calcula que tendrá un recorrido entre siete y ocho kilómetros. «Muchas zonas de la ciudad van a estar comunicadas de forma muy rápida y se atiende una reivindicación de varios barrios. El G-3 pasará a tener una comunicación muy rápida con el campus y Fuentecillas contará con una conexión con el hospital de la que carecía», indicó Berzosa.
También se han introducido cambios en los horarios para que los escolares puedan llegar a tiempo a sus centros educativos y se han mejorado las conexiones con el Hospital dado que prácticamente saldrán autobuses cada 5 minutos . Paralelamente, se ha aumentado los enlaces con la Universidad desde el centro de la ciudad con salidas cada diez minutos y que se completarán con línea 80 y la circular que también llega al campus. «En seis o siete minutos un universitario podrá llegar al centro o a su casa», añadió.
Los barrios periféricos también ganan con el nuevo organigrama. Por ejemplo, Villatoro tendrá un autobús cada 30 minutos (ahora era cada 40) y conexión con el HUBU tras unificarse su línea con la de Castañares y La Ventilla. En el caso de Villafría se ha atendido su petición de que su única línea entrará por el barrio de San Cristóbal para desde allí tener otras conexiones como el hospital.
Finalmente, 8 líneas no se modifican no se tocarán o solo se harán pequeñas modificaciones para reducir tiempos frente a las 12 del borrador inicial.Son la línea 1 avenida Arlanzón-Gamonal; la línea 2 HUBU-Carretera de Arcos; la línea 6 Plaza España-Ismael García Rámila G-9; la línea 10 Gran Teatro-avenida Derechos Humanos; la línea 13 Gamonal-HUBU; la línea 15 Soportales de Antón-Centro Histórico; la línea 20 plaza España-Fuentes Blancas y la línea 21, Plaza España-Cortes por Progreso.
Los horarios de los fines de semana, una de las principales demandas de los barrios, también se han mejorado. «Es una propuesta en la que nadie pierde y muchos ganan. Solo pido que haya fuerza, voluntad y dinero para poner esto en marcha. El compromiso del PSOE está sobre la mesa», aseguró el concejal Antonio Fernández Santos, al tiempo que criticó a Ciudadanos, Imagina y Podemos por haber realizado «cero propuestas».

 


La puesta en marcha del nuevo mapa de autobuses no saldrá gratis. Serán necesarios más recursos humanos y materiales cuyo coste rondará los 400.000 euros, al margen de la inversión que se haga en la renovación paulatina de la flota de vehículos.
El mayor montante, 360.000 euros, se los llevará la contratación de una docena de conductores para sumarse a los 166 con los que cuenta el Servicio de Movilidad y Transporte Urbano. La vuelta a las 35 horas semanales en lugar de las 37,5 hace que se necesite más personal para cubrir las líneas y las frecuencias.
Entre 40.000 y 50.000 euros es el coste estimado que sería necesario para cambiar las señalización de algunas paradas (el 90% se mantendrán), los postes, la información de las paradas o la edición de los nuevos mapas.
El concejal Jorge Berzosa confía en que el próximo mes se apruebe una modificación de crédito que permita la contratación de los conductores. Paralelamente, se comenzarán a preparar los contratos para la contracción de las obras que son necesarias. «Queremos que el nuevo mapa se apruebe este mes y a partir de ahí nos podremos a trabajar para que todo esté encauzado de cara a julio», indicó.
En cuanto al servicio de Búho, se mantendrá como está en la actualidad a la espera de negociar el convenio con los trabajadores, dado que ahora se hace de forma voluntaria. Si se logra incluir en el horario, se podría incrementar y desarrollarse durante todo el año.
Por su parte, el socialista Antonio Fernández Santos subrayó la necesidad de seguir avanzando en la mejora de la flota, optando por vehículos menos contaminantes. «Los autobuses son un servicio que los ayuntamientos tienen la obligación de tener y fomentarlo para reducir el uso del vehículo privado».
El nuevo mapa de autobuses propuesto por el PP y el PSOE recibió las críticas de los grupos de la oposición. El concejal de Ciudadanos Vicente Marañón le calificó de «huida hacia adelante». «Es una irresponsabilidad querer ampliar un 10% los recorridos sin ningún estudio ni de tráfico ni de ingresos», subrayó.
Edil no adscrito Raúl Salinero acusó al PPy al PSOE de «estar en una vorágine electoralista».