scorecardresearch

Dimite Ángel Calzada, edil de Personal de Briviesca

S.F.L.
-

Ángel Calzada, de Asamblea Briviesca, presentó ayer su carta de renuncia tras dos años como concejal. Por el momento, la agrupación desconoce quién le sustituirá en el cargo

Ángel Calzada (dcha.), junto a Casilda Martínez y Marcos Peña en el momento en el que acordaron gobernar con el PSOE. - Foto: S.F.L.

El concejal de Personal del Ayuntamiento de Briviesca, Ángel Calzada, ha presentado su dimisión del cargo que durante dos años y tres meses ha ostentado debido a la «falta de motivación» que últimamente arrastra. A lo largo de este tiempo y según sus compañeros de partido, Asamblea Briviesca, con los que gobierna junto al PSOE, y de los miembros de la oposición -Partido Popular y Ciudadanos-, el edil «ha trabajado muy duro para sacar adelante el convenio del personal laboral», aprobado en el pleno del miércoles.

Calzada confía en que «venga alguien con nuevas ideas y logre que todo esto funcione, por el bien de la ciudad y sus vecinos» briviescanos. «Siempre ha intentado ser comprensivo y dialogante, aunque he aprendido que hay veces que así no se consigue nada», explica. Asimismo, renuncia al cargo público con la ‘espinita’ de «no haber llegado a un entendimiento para firmar el acuerdo regulador de los funcionarios», concluye.

El alcalde de la localidad, Álvaro Morales, agradece al ya exedil el «esfuerzo y la dedicación» durante el tiempo en el que han trabajado» codo con codo y su «implicación en el convenio del personal laboral», que tantas reuniones, debates y horas ha requerido para que viese la luz. «Han sido dos años de intenso trabajo pero que sin duda han merecido la pena. Eso sí, me he desgastado mucho», declara Calzada a DB.

El portavoz de los populares, Arturo Pascual, reconoce el interés del edil en terminar lo que comenzó y bromea que «el acuerdo le ha dejado sin algún que otro pelo en la cabeza». En un tono más serio, añade que han «compartido comisiones y ha facilitado mucho las cosas al resto de la corporación» y se despide con un «gracias por todo». Desde el partido naranja sienten «de corazón su dimisión porque ha puesto mucho empeño y ha dado el cien por cien para sacar adelante algunos objetivos del equipo de gobierno. La calidad humana para hacer las cosas es uno de sus mayores valores. Le echaremos de menos», remarca la edil María Guimarey (...).

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este viernes o aquí)