Aranda reserva 3,5 millones para la crisis económica

I.M.L.
-

El Ayuntamiento pretende lanzar una primera línea de ayudas para personas, empresas y colectivos, dejando una parte de estos remanentes para fomentar la reactivación en un futuro

Aunque las oficinas del Ayuntamiento de Aranda continúan cerradas, sus técnicos y políticos siguen trabajando. - Foto: M.A. Valdivielso

El Ayuntamiento de Aranda ya está trabajando en las medidas económicas que pretende poner en marcha para ayudar a paliar los efectos económicos que está produciendo el estado de alarma y las futuras consecuencias de la crisis del tejido económico en la capital ribereña. Además de algunas medidas que ya están en marcha, como el retraso del calendario fiscal de las tasas e impuestos municipales o la creación del banco de alimentos para cubrir las necesidades inmediatas en materia de alimentación, en colaboración con asociaciones como Cruz Roja o Cáritas, desde la Concejalía de Hacienda están trabajando en el proyecto de reparto del superávit de tesorería del año pasado, antes de trasladárselo a los grupos políticos que componen el Consistorio para su negociación y aprobación.

La cifra que maneja la edil de Hacienda, Elia Salinero, asciende a 3,5 millones de euros para poder gastar, ya que la cantidad de remanentes es superior, rondando los siete millones, pero el resto está comprometido para obras que no se han podido completar y que estaban pendientes de que se aprobase un nuevo presupuesto para incluir partidas que diesen respuesta a estas necesidades, que ahora se tendrán que cubrir con parte del superávit de tesorería. "Hemos considerado que era más operativo prorrogar las cuentas de 2019 para este año y empezar a pensar ya en el de 2021, dotándole de medidas sociales y económicas mirando hacia los colectivos más vulnerables y ayudar a la recuperación económica local", comentaba Salinero.

"Se dejaron muchas cosas sin ejecutar y los técnicos ya han adelantado la liquidación de 2019 para conocer de cuánto dinero disponemos", explica la edil de Ciudadanos, que especifica que "a diferencia de ejercicios anteriores, ahora nos han remitido una circular del Ministerio en la que se dice que los remanentes de tesorería se van a poder utilizar para determinados gastos para cumplimentar las ayudas de emergencia social, no como hasta ahora que solo se podían destinar a inversiones", aclaraba Elia Salinero.

Una vez que la cifra ya está clara, el siguiente paso es plantear el reparto de esos 3,5 millones de euros, sobre lo que se está trabajando en estos momentos antes de presentar un documento completo. "No se han determinado aún cantidades, pero la idea es dotar ahora una cantidad para ayudas a personas y empresas, inversiones y subvenciones a colectivos y dejar una parte para más adelante, para acciones de reactivación de la economía y el consumo, cuando se sepa más sobre la desescalada y apertura de establecimientos", adelanta la concejala de Hacienda del Ayuntamiento de Aranda.

Para conseguir aprobar este reparto y poder ejecutar las partidas lo antes posible, el equipo de gobierno deberá contar con las aportaciones del resto de los grupos de la oposición para lograr el mayor acuerdo posible. En los próximos días se completará la propuesta del bipartito PP-Cs y se trasladará al resto de los componentes del Consistorio para comenzar la negociación, mientras que los grupos de oposición ya han comenzado a plantear algunas propuestas.