La Catedral acogerá un concierto de canto gregoriano

M.L.M./ ICAL
-

Ismael Fernández de la Cuesta, quien fuera durante más de 40 años director del Coro de Monjes Benedictinos de Silos recalará en Burgos el 12 de abril con 'The Gregorian Chant Choir of Spain'

La Catedral acogerá un concierto de canto gregoriano

La Nave Central de la Catedral de Burgos acogerá un concierto de canto gregoriano dirigido por el que fuera durante más de 40 años director del Coro de Monjes Benedictinos de Silos, Ismael Fernández de la Cuesta, el próximo viernes, 12 de abril, a cargo de ‘The Gregorian Chant Choir of Spain’.

Se trata de una actividad organizada por la Fundación Cajacírculo, con la colaboración de la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021 y el Cabildo metropolitano de la Seo, y se enmarca dentro de las actividades programadas para la conmemoración de los 800 años de la colocación de la primera piedra de la Catedral burgalesa.

Con un aforo de 500 personas, el templo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, acogerá este concierto con el que se quiere reivindicar “la propiedad esencial de ser Catedral sonora unido a su belleza arquitectónica”, según subrayó el presidente de la Fundación Cajacírculo, Emilio de Domingo.

Así, avanzó que el programa preparado para esta ocasión intenta reconstruir “una misa con tropos y discantos basados en el canto gregoriano”, tal y como pudo cantarse en el siglo XIII, recordó, y que “ha servido de soporte a toda la música de las celebraciones litúrgicas cristinaas durante muchos siglos”.

De esta manera, se puso sobre la mesa que estos cantos fueron extraídos principalmente del célebre códice polifónico del Monasterio Santa María la Real de las Huelgas de Burgos, copiados por la misma época. Así, el mensaje que se quiere trasladar con este concierto es “centrar, perfilar y ampliar” la imagen sonora del canto gregoriano que la sociedad ha podido percibir a través de las antiguas grabaciones discográficas con los monjes de Silos y con el actual Coro de canto gregoriano ‘The Gregorian Chant Choir of Spain’ compuesto por seglares.

Por su parte, Ismael Fernández de la Cuesta reconoció estar “emocinado” por dirigir este concierto en la Catedral de Burgos y valoró “cómo el canto gregoriano no solo ha sido reconocido como canto de Iglesia sino también como canto esencial de la música occidental”. Según expuso, el canto gregoriano creó en el mundo occidental una tecnología que consiste, por ejemplo, dijo, en “poder escribir armonía o el contrapunto”.