Rescatadores de cuatro patas

S.F.L.
-

La Unidad Canina de Asistencia y Salvamento Ucas de Arrate -ubicada en Busto- cuenta con doce voluntarios y seis perros utilizados para la búsqueda de personas desaparecidas

En lo que va de año, esta asociación sin ánimo de lucro se ha activado en cinco búsquedas. - Foto: U.A.

La Unidad Canina de Asistencia y Salvamento Ucasde Arrate es una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a formar voluntarios y a perros para localizar a personas desaparecidas. Valeriano de la Calle fundó la Asociación en 2011 en Eibar, pero años más tarde se instaló en Busto de Bureba, donde se ubica en la actualidad. Desde entonces, sus miembros no han parado de trabajar en la formación que requiere una actividad como esta de manera altruista.
El equipo lo forman ocho voluntarios, que ayudan a preparar a los seis perros, y de cuatro personas más que forman parte del grupo de Primera Atención Sanitaria (PAS), y que se encargan de dar cobertura a cualquier lesión que pueda surgir tanto en los entrenamientos como en las salidas.
Los canes trabajan mediante la metodología del rastro y  con una muestra de olor del desaparecido, bien sea una prenda u objeto que contenga el aroma de la víctima, pueden seguir sus pasos hasta dar con su paradero. En múltiples ocasiones, debido a la activación tardía de los dispositivos, los animales no logran llegar al perdido, pero si consiguen indicar una dirección hacia donde ha podido dirigirse.
Los vehículos con los que cuenta la entidad están cardio-protegidos por dos equipos con Desfibrilador Externo Automático (DEA), que fueron donados en la Exposición Internacional Canina de Medina de Pomar por Carlos de Guinea y José Larios para que la Asociación pueda seguir aportando su granito de arena y ayudar a los ciudadanos que lo necesiten. En lo que va de año, Ucas ha sido activada para unas cinco búsquedas, normalmente por año acuden de media a diez salidas.
Ante una llamada de emergencia, se prepara el material, a los perros y a se activa a los voluntarios. Una vez que llegan a la casa de la persona desaparecida, rellenan la autorización y recogen prendas intentando que no estén contaminadas con el olor de otro individuo. Para acabar con ese problema, los socios están trabajando en el proyecto Cada minuto es vida, que consiste en el almacenamiento de olores, con el objetivo de crear archivos de esencia puras de las vecinos para ahorrar tiempo desde la activación por pérdida hasta el inicio de la búsqueda. Ucas de Arrate también colabora con otros trabajos con el fin de ayudar a los más pequeños.
El próximo 22 de septiembre, la Asociación ha organizado su evento anual benéfico, la III KDD Motera Ucas de Arrate en Cubo de Bureba. Un acto en el que se pretende recaudar fondos para sobrellevar los gastos y mantenerse en activo el mayor tiempo posible. Durante la jornada habrá música, una comida popular, la actuación de un mago, un homenaje a los caídos, puestos de artesanía y motos.
Aunque el acto en sí está dirigido a todo el mundo que quiera compartir el día con los miembros y voluntarios, aprovecharán para presentar el calendario 2020, que este año cuenta «con personas realmente bonitas y el equipo del grupo PAS», declara de la Calle.