El comercio debe abrir de junio a agosto para optar a ayudas

J.M.
-

Complementarán a las subvenciones al alquiler y el importe a recibir variará en función de la plantilla

El comercio se ha visto obligado a cerrar al público durante dos meses. - Foto: Patricia

Aunque en el acuerdo que firmaron el pasado 8 de abril los cinco grupos políticos con representación en el Ayuntamiento se establecía que las ayudas al comercio (al margen de las que se concederán al alquiler de locales) se concederían en función de la caída de la facturación, finalmente las bases determinan que el importe de las subvenciones variará en función del número de empleados y establecen que los negocios que opten a ellas deberán de «mantener su actividad, como mínimo, durante los meses de junio, julio y agosto».

Los comercios que no tengan trabajadores a su cargo podrán optar a ayudas de hasta 1.000 euros, los que lo conformen 2 empleados podrán aspirar hasta 1.500, los de entre 3 y 4 a 2.000, los de entre 5 y 7 a 2.500 euros y los que tengan a 8 o 9 personas en plantilla podrán percibir hasta 3.500 euros.

El importe de la cantidad a la que pueden aspirar saldrá de la media del número de trabajadores que tuvieran estos negocios durante estos tres meses. Eso sí, se calcula que, de media, percibirán entre 400 y 450 euros.

El concejal de Empleo, Leví Moreno, defendió que este criterio técnico obedece a que el Ayuntamiento quiere fomentar que esos negocios continúen abiertos y mantengan el empleo.

Hasta ahora lo que se sabía es que se destinarían a este tipo de ayudas 850.000 euros para el comercio y la hostelería. Esta semana se ha concretado que 550.000 euros serán para el pequeño comercio y 300.000 para los bares y restaurantes. En este último caso aún están pendiente de publicarse las bases.

La entrega de las ayudas a cuenta, según Moreno, no se producirá, como pronto, hasta el mes de septiembre. Es decir, cuando ya se haya justificado la actividad y el número de empleados de estos negocios durante los meses de verano.

El edil socialista estima que entre 1.400 y 1.600 negocios podrán obtener este tipo de ayudas. Estarán destinadas, exclusivamente, a aquellas actividades que se vieron obligadas a parar tras la declaración del estado de alarma.

Pueden aspirar prácticamente la totalidad de los comercios, aunque se excluye a las tiendas de alimentación, farmacias o los destinados a la venta de carburantes o aparatos médicos u ortopédicos.

Son gastos subvencionables el alquiler, las nóminas, los suministros energéticos...