"Trabajo cada día para ganarme la confianza del entrenador"

C.P.
-

El canterano azulón Alberto Alonso regresó de su cesión en el Benicarló por culpa de la pandemia y ahora afronta con ilusión la vuelta al tajo con el primer equipo

Alberto Alonso se entrena en el gimnasio junto a Dani Hernández, preparador físico del club - Foto: San Pablo Burgos

Alberto Alonso es uno de los cuatro canteranos que está entrenando con el primer equipo del San Pablo para preparar la fase final de la Liga Endesa. El burgalés llevaba alternando sesiones entre la primera plantilla y el filial desde hace tres años y trabaja a diario para ganarse la confianza de Joan Peñarroya.
El interior azulón comenzó la temporada con el Nissan Grupo de Santiago en la Liga EBA hasta que le surgió una oportunidad en LEB Plata y se marchó cedido al Benicarló, pero la alerta sanitaria por la pandemia apenas le dejó disputar dos partidos. «Nos pilló por sorpresa. No pudimos ni despedirnos. Es una pena porque era una oportunidad de demostrar mi valía en una categoría superior, pero seguiré trabajando para que lleguen más», apunta.
Desde el viernes pasado, está ejercitándose con el preparador físico para ayudar al San Pablo en los entrenamientos y, quién sabe, si entrar en la convocatoria de la fase final de la Liga Endesa. Peñarroya cuenta con diez jugadores y puede convocar hasta 14 para afrontar este innovador torneo. «Es una oportunidad muy grande y trabajo día a día para ganarme la confianza del entrenador. Si me llega, la intentaré aprovechar y, si no, seguiré peleando para conseguirlo en el futuro», concluye el interior burgalés, al que todavía le une un año más de contrato con el San Pablo con la opción de que se pueda ampliar otros dos más.