Gire a la izquierda ¿o era a la derecha?

Ó.C.
-

Tras más de diez horas de trabajo, logran retirar el camión que se atascó en un camino por las indicaciones del GPS. En La Rioja, tres camiones de la misma firma han sufrido problemas similares

Los operarios de Grúas Desi trabajaron durante horas. - Foto: Ó. Casado

Un camionero charla por teléfono. Se muestra visiblemente nervioso, dando vueltas en círculo sin ir a ningún lado. La escena se completa con dos trabajadores de una grúa 24 horas, que piensan en el mejor método para sacar el camión sin dejar de preguntarse ‘¿cómo ha podido llegar el conductor hasta este punto?’ El problema es que la zona no es apta para vehículos de este tipo. De hecho, un turismo circula con dificultad y para girar son precisas múltiples maniobras. Aún así, hasta ese recóndito lugar de Pancorbo llegó un camionero. Su GPS le jugó una muy mala pasada.
Las alarmas saltaron el domingo por la tarde, aunque fue ayer cuando intentaron sacarlo y, a pesar de todas las dificultades, se logró a eso de las 20.30 horas. Los operarios que trataban de retirar el vehículo temían que se saliera del camino, entrara en la cuneta y se encajonara. El terreno estaba húmedo, lo que hacía pensar que podía ceder por el peso del remolque, que estaba medio lleno «y en la parte delantera», indicaban los trabajadores de la grúa, que explicaban que esto empeoraba la situación.

Al parecer, el conductor quería entrar a la estación de servicio que hay en Ameyugo. Aquí estaba el primer problema, puesto que para poder acceder a ella se debe circular por la autopista. No era el caso. La pista rural a la que entró el camionero lituano está en paralelo a la AP-1 y pasa por la parte trasera de la gasolinera a la que pretendía llegar para repostar. Pero lejos de dar marcha atrás, cuando vio que pasaba de largo siguió recto hasta que no pudo deshacer lo andado.

Esta situación no es la primera vez que se produce. De hecho, en La Rioja al menos tres camiones terminaron atascados por las malas indicaciones del GPS allá por el 2016. Se da la circunstancia, además, que se trata de la misma empresa y todos los percances se han producido porque el navegador enviaba a los transportistas a una gasolinera que no existía o, como en este caso, se les dirigía por un lugar equivocado.

Una rueda pinchada.Una rueda pinchada. - Foto: Ó. Casado

Al margen de cómo llegó hasta ese punto el vehículo, lo importante en la jornada de ayer era poder sacarlo, puesto que el camino estaba taponado y es la única ruta para poder entrar y salir de esa zona de chalets de Pancorbo. Los trabajos empezaron a las nueve de la mañana. Tras cuatro horas «solo lo hemos podido mover dos metros», explicaban resignados, mientras asumían que todavía quedaba muchas maniobras por delante para poder solucionar el entuerto.

Al final, a las 20.30, ya de noche y tras diez horas, el camión pasaba por la parte trasera de la estación de servicio a la que quería entrar su conductor el domingo. Lo hacía milagrosamente «en buen estado», apuntaban los operario de la grúa que esperaban que el conductor lituano pudiera continuar la marcha por sí mismo, eso sí, tras cambiar un par de ruedas.

Con pequeños desperfectos, pero logró salir.
Con pequeños desperfectos, pero logró salir. - Foto: Ó. Casado

Las más vistas