La ceramista chic

Angélica González
-

Revistas como Hola, Vogue o Nuevo Estilo ya se han hecho eco del trabajo de la burgalesa Teresa Arroyo, cuyas vajillas elaboradas a mano empiezan a ser de las más buscadas como regalo de bodas

La ceramista chic - Foto: JUAN LAZARO

Dice que siempre, desde pequeña, tuvo una importante inquietud artística alimentada por sus padres (él arquitecto y ella aparejadora) y que recuerda como algunos de los momentos más bonitos de su niñez los sábados que pasaba en el taller de la escultora Ana Núñez, donde tuvo su primer contacto con el barro. Ahora, Teresa Arroyo Conde, arquitecta e historiadora del arte de 31 años, ha hecho de ese divertimento su forma de vida. Bajo la firma TAC fabrica y comercializa unas vajillas de loza completamente hechas a mano y pintadas de delicados colores que están comenzando a sobresalir y de las que se han hecho eco ya algunas de las revistas de sociedad y estilo de vida más importantes del país. 
Así, Nuevo Estilo, la incluyó en una sección en la que destaca los descubrimientos más interesantes en el mundo de la decoración; Vogue Novias la calificó como «uno de las firmas más originales del panorama de la artesanía española actual»;la revista especializada en moda nupcial Oxxo Wedding eligió una de sus piezas para un reportaje con consejos para este tipo de celebraciones y el pasado mes de enero Hola ha hecho referencia a las creaciones de Teresa en su artículo «Las firmas de vajillas artesanales que no faltan en las mejores listas de bodas».
Ella está encantada con este eco que están teniendo los platos y las bandejas enormemente chics que elabora en el taller que tiene en su propia casa, vive este momento dulce «entre la ilusión y el agobio por el volumen de trabajo» y cuando se le pregunta a qué cree que  se debe este incipiente éxito asegura que puede tener que ver con el gusto por cuidar los detalles de la casa y de la mesa, «algo que se ha puesto de moda en los últimos tiempos» pero, sobre todo, con el hecho de que en España se empieza a apreciar la artesanía: «Creo que poco a poco está creciendo el interés por las piezas hechas a mano pero aún nos queda un largo camino por recorrer porque estamos a años luz de otros países en este aspecto». (Más información en edición impresa)