Bale se defiende ante las malas críticas

Agencias
-

El galés lamenta que en el fútbol todo se base en los resultados y no en el nivel de juego

Bale se defiende ante las malas críticas

No es amigo de las críticas. El delantero galés del Real Madrid, Gareth Bale, considera que en la actualidad es la cantidad de goles lo que marca a algunos futbolistas más allá de que firmen grandes actuaciones, y también defendió su pasión por el golf, un deporte que le sirve para relajarse «de cualquier cosa negativa» y sentirse «más fresco y preparado» para competir en un partido.
«Lo que pasa ahora con el fútbol es que todo se basa en los resultados, ese es el problema. Puedes jugar increíblemente, pero no marcar en cinco partidos y todos dicen que estás atravesando un momento terrible», expresó.
El de Cardiff sabe que a los aficionados «les gustan los goles, las asistencias, las cosas asombrosas». «Y a veces eso no siempre sucede. He podido jugar horrible, pero he marcado dos goles, y todos ya hablan de que hice un gran partido», advirtió.
«La gente puede tener sus propias opiniones, pero mientras que sepa que he hecho todo lo posible y que he jugado tan bien como puedo, entonces ya estoy feliz», confesó el extremo internacional.
Por otro lado, al ser cuestionado por su pasión por el golf y lo poco que parece gustarle a la hinchada merengue. «Mucha gente tiene problemas conmigo porque juegue al golf, no sé cuál es la razón. He hablado con médicos y todos están de acuerdo con que lo haga», remarcó. Por ello, lamentó que los medios de comunicación tenga «la percepción» de que jugar al golf «no es bueno» para él. «Sé que Stephen Curry juega por la mañana antes de un enfrentamiento y aquí, si juego dos días antes es como: ‘¿Qué está haciendo?’», afirmó. «Simplemente me gusta salir a jugar, pensando que tengo 18 hoyos por delante. Puedes alejarte del fútbol, de cualquier cosa negativa que esté sucediendo y recuperar tu mente, y al día siguiente te sientes un poco más fresco y listo para concentrarte y sentirte mejor», sentenció el británico.