La comarca suma frente a la "alarmante" situación sanitaria

A.C.
-

Alcaldes de 13 municipios de Las Merindades piden la celebración inmediata de Consejos de Salud, que llevan años sin reunirse, para recabar información

Alcaldes y concejales de los 13 municipios de Merindades reunidos el lunes. - Foto: DB

Los alcaldes y tenientes de alcaldes  de trece importantes municipios de la comarca se reunieron ayer en Villarcayo para abordar la situación de la atención primaria en los siete centros de salud y los consultorios repartidos por Las Merindades, que calificaron de "alarmante". Pocas veces, tantos municipios y de tan diferentes signos políticos han unido sus fuerzas en un frente común que tratará de buscar soluciones a los diferentes problemas que comparten buena parte de las zonas básicas de salud. 
El primer paso que han decidido dar es el de solicitar a los coordinadores de los centros de salud la convocatoria inmediata de los respectivos consejos de salud de zona, un órgano de participación y coordinación creado legalmente en 2003, pero que en la práctica lleva años en el olvido, al menos, en Las Merindades. Los alcaldes reunidos aseguraron que en los últimos cuatro años no se había celebrado ninguno de los consejos de salud que, en teoría, deberían reunirse de forma ordinaria cada cuatro meses. En algunos casos, incluso aseguraron que llevaban siete años sin convocarse.
Los alcaldes buscarán en estos consejos de salud toda la información posible sobre las plantillas médicas. Quieren saber si se han sustituido las bajas y los periodos de vacaciones de los facultativos, cuánto tiempo pueden dedicar a cada paciente, especialmente, en los meses de verano en que aumenta la población y conocer el número de pacientes desplazados que se atienden en las fechas estivales y, en algunos casos, durante prácticamente todo el año.
En una nota consensuada por todos ellos manifestaron que se informarán sobre "los retrasos en la atención a los solicitantes de cita médica" y en los motivos de las mismos, si vienen dados "por la acumulación de trabajo o por la falta de médicos", como sucedió el pasado mes en el Centro de Salud de Villarcayo. Allí, los pasados días 18 y 22 el equipo médico decidió cerrar las agendas y restringir las consultas médicas para centrarse exclusivamente en la atención de las urgencias que se produjeran en los domicilios o de enfermos que acudieran al Centro de Salud. La decisión vino dada porque solo dos de los seis médicos de la plantilla del Centro de salud, que también cuenta en teoría con otros dos médicos de área, estaban trabajando durante esas dos jornadas. Por baja médica había dos ausentes, otros dos vacaciones y uno descansando tras una guardia. En Villarcayo ya advirtieron que cada vez que vuelvan a estar solo dos médicos se tomará la misma decisión, que también dejó sin asistencia médica a los consultorios de Manzanedo, Valdivielso y Torme.
Este verano, la baja de dos de los seis médicos del Centro de Salud de Espinosa, también puso en jaque la situación de la plantilla durante julio y agosto, mientras que en Medina y Villarcayo hicieron malabares para cubrir hasta 23 guardias de julio y agosto para las que no tenían médicos. Los alcaldes  quieren conocer de primera mano las incidencias que se viven en los centros de salud para tratar de velar por una solución y buscarán vías de comunicación fluida con sus coordinadores. Los regidores y tenientes de alcalde de Medina de Pomar, Villarcayo, Espinosa de los Monteros, Valle de Mena, Tobalina, Trespaderne, Montija, Sotoscueva, Valdeporres, Valdebezana, Valdivielso, Manzanedo y Traslaloma "comparten la preocupación por esta situación" y han decidido que buscarán "juntos" las soluciones. En el encuentro de ayer solo faltó representación de una de las siete zonas básicas de salud de la comarca, la del Valle de Losa.