scorecardresearch

Caminando hacia el envase del futuro

SPC
-

Leche Pascual lanza una nueva botella con una composición pionera en España, al estar compuesta con materiales renovables elaborados a partir de caña de azúcar

El nuevo envase de la compañía se convierte en el más sostenible del mercado. - Foto: MARCO

La necesidad de construir un mundo más sostenible es un clamor internacional y todo un desafío para las sociedades, que han recogido el guante y se han puesto manos a la obra  para llevar a cabo un replanteamiento económico urgente  de la explotación de recursos. En esta misión se han implicado tanto las administraciones públicas como las empresas, que están tomando medidas para impulsar alternativas a la extracción de materiales fósiles para la fabricación de plásticos.

El ecodiseño de los envases, cuyo objetivo es reducir progresivamente el impacto ambiental de los productos en todo su ciclo de vida, se posiciona como una de las principales estrategias acometidas para este fin. 

Yen este campo está trabajando ahora mismo Pascual: «A la hora de redefinir y rediseñar nuestros envases para hacerlos aún más sostenibles, tenemos en cuenta aspectos como la selección de materiales con un menor impacto ambiental, la aplicación de procesos alternativos, la mejora en el transporte y uso, así como la minimización de los impactos en la etapa final de tratamiento como residuo», explica Javier Peña, director del Negocio Lácteo y Bebidas Vegetales de Pascual.

La sustitución de materiales fósiles por alternativas procedentes de fuentes renovables también está cobrando un papel primordial en esta estrategia dentro de la industria agroalimentaria, un sector que demuestra gran capacidad de actuación en la lucha contra el cambio climático y en pro de la sostenibilidad.

Partiendo de esta filosofía, Pascual vuelve a situarse a la cabeza del sector. La compañía acaba de lanzar la primera botella de leche en el mercado nacional fabricada a partir de materiales de origen vegetal. En concreto, incorporan un 28 por ciento de resina vegetal, producida a partir de caña de azúcar. Con la introducción de este nuevo material, bautizado como Biopet, las nuevas botellas de Leche Pascual disminuirán la cantidad de plásticos de origen fósil introducidos en el mercado y reducirán las emisiones de la compañía. 

El nuevo envase estará disponible para la gama clásica (leche entera, desnatada y semidesnatada) y tendrá un tamaño mayor respecto a la propuesta actual de 1,5 litros, respondiendo a las nuevas demandas de los consumidores identificadas por la compañía. 

Ya el año pasado la empresa fue pionera en lanzar el primer Tetra Brik para leche UHT con un 89 por ciento de materiales procedentes de fuentes renovables, el más sostenible del mercado. De hecho, estas nuevas botellas convivirán en los puntos de venta con el Tetra Brik® Aseptic Bio-based, fabricado a base de caña de azúcar y cartón FSC, que proviene de bosques gestionados de manera responsable.

 

Valor añadido

Ahora, la compañía da un paso más con esta nueva botella que, además, incorpora elementos para agregar mayor valor añadido al formato, como un retráctil agrupador más sostenible, con un 85 por ciento de plástico reciclado, o un tapón abrefácil sin aluminio; limitando así el uso de materiales y facilitando su posterior reciclado. 

«Nuestra ambición es seguir impulsando una estrategia de sostenibilidad transversal a toda la cadena de valor y, para ello, seguiremos apostando por la innovación como motor de crecimiento sostenible. Una innovación que nos ha permitido ser los primeros en lanzar al mercado la primera botella de leche fabricada a partir de materiales de origen vegetal, igual que nos permitió en 1973 introducir el primer Tetra Brik aséptico en España. Nuestro objetivo es buscar siempre la solución más sostenible a nivel ambiental, social y económico. Nuestro compromiso con los clientes y con la sociedad es seguir explorando nuevas y mejores soluciones», agrega Peña.

Solo a través de la innovación es posible caminar por la senda sostenible y solo caminando se hace camino. Conscientes de esta realidad, así como de la urgente necesidad de actuación por parte de un sector tan relevante para la economía española como es la industria agroalimentaria, Pascual, paso a paso, continúa avanzando, haciendo camino y construyendo un futuro sostenible para la alimentación, siempre, con el propósito de dar lo mejor para las personas, los entornos y la sociedad en su conjunto. 

 

50 años comprometidos con el sector ganadero

Pascual lleva más de 50 años comprometida con el campo y sus ganaderos, cuidando cada eslabón de su cadena de valor láctea, a fin de garantizar la máxima calidad de todos sus productos y el fomento del desarrollo rural y la economía local.

La compañía arandina fue el primer gran fabricante en certificar todas sus granjas en Bienestar Animal en 2018, de la mano de Aenor. Se trata de la única certificación en España que puede garantizar los requisitos establecidos en los referenciales de Welfare Quality®, el más alto estándar europeo para las evaluaciones en granja de vacuno lechero.

Para continuar dando lo mejor en todos los terrenos, la compañía fija población en el medio rural gracias a la colaboración estrecha con sus ganaderos: el 85 por ciento lleva con Pascual más de 15 años y con ellos trabaja diversos programas de eficiencia productiva para ayudarles a rentabilizar y mejorar su producción.