«Siento la ilusión de la afición y hay que alimentarla»

A.I.A.
-

El entrenador del San Pablo, Joan Peñarroya, reconoce que está expectante por jugar en el Coliseum y asegura estar contento con el equipo, aunque «nos pilla un poco verdes» para la Basketball Champions League

«Siento la ilusión de la afición y hay que alimentarla» - Foto: Luis López Araico

Joan Peñarroya ha tomado las riendas del San Pablo con ilusión y ganas de ayudar al equipo a seguir su camino de crecimiento. Con su llegada han cambiado pautas en el trabajo, por ejemplo entrenamientos a puerta cerrada, que considera habituales. Un hábito que acrecienta la imagen de seriedad que transmite en la pista y que contrasta en el trato directo. Gana en las distancias cortas, con una sonrisa amable que invita a la confianza.
Lleva en Burgos poco menos de un mes y está disfrutando de la ciudad, paseando por las calles del casco histórico y deleitándose de la comida, al tiempo que busca una casa para convertirla en su hogar. En sus paseos percibe la ilusión de la afición y eso le motiva. Está contento con su fichaje por el San Pablo, que este año afrontará dos atractivas competiciones, aunque admite que la pretemporada está siendo un tanto irregular debido a la ausencia de varios jugadores profesionales.
El éxito le avala en su carrera como entrenador. Debutó con el Olesa de EBA, para seguir en el Navàs (Barcelona). En 2010/11 emprendió su aventura en Andorra: con dos ascensos -de Plata a ACB- y 4 campañas en la Liga Endesa. Cambió de aires en Manresa y ahora en Burgos.
Está iniciando la tercera semana de entrenamientos en El Plantío y la plantilla no termina de completarse...
Hay muchas sesiones en las que están solo cinco profesionales, pero contamos con la ayuda de los jóvenes. Con voluntad y tesón estamos sacando adelante la pretemporada. No es lo ideal ya que estamos a menos de un mes para disputar el primer partido de la temporada. Además, somos muchos nuevos y el trabajo tiene que ser mayor. Vamos con retraso pero hay que ser positivos y confiar en que los jugadores lleguen cuanto antes, a excepción de Vitor Benite y Augusto Lima (están compitiendo en el Mundial de China con la selección de Brasil). Estos, cuanto más tarde lleguen, más contentos estarán.
¿Aparte de las ausencias, ¿doce jugadores profesionales no son pocos para afrontar dos competiciones, máxime teniendo en cuenta que el San Pablo es debutante en Europa?
La plantilla no me preocupa. Doce jugadores son suficientes, siempre y cuando estemos todos. Con la ayuda de los chicos de EBA y los júniors es suficiente. Tenemos jugadores polivalentes y siempre que nos respeten las lesiones no habrá problema. Yo estoy contento con el equipo. Pienso que se ha fichado bien y se ha conjugado la experiencia con la juventud; tenemos fortaleza física y calidad. Estoy contento.
¿Cuáles son las fortalezas del San Pablo?
Tengo que ver al equipo al completo y entrenar con todos ellos en la pista. Evidentemente vengo con una idea de cómo jugar pero también sé adaptarme a mis jugadores. Lo primero es trabajar conjuntamente y después definir el juego. Sí puedo indicar que me gusta el juego alegre, bonito, vistoso y de equipo. Tengo un buen grupo humano y eso es muy importante. Espero hacer un buen equipo y no depender de individualidades, aunque necesitaremos de todas ellas.

[más información en la edición impresa]