Se amplía el plazo del convenio de las goteras hasta junio

M.G.C.
-
Se amplía el plazo del convenio de las goteras hasta junio - Foto: Alberto Rodrigo

Tras la firma del convenio, y debido a las inminentes elecciones municipales, se anunciaba la ampliación de plazo de solicitud, para que las nuevas corporaciónes tengan la posibilidad de presentar la correspondiente solicitud.

La convocatoria para el convenio de las goteras ya está abierta, sin embargo trae novedades. Debido a los posibles cambios en las corporaciones municipales, el presidente de la Diputación Provincial de Burgos, Cesar Rico, señalaba que se va "a preveer una ampliación del plazo hasta el 30 de junio, para que las nuevas corporaciónes también tengan la oportunidad de presentar la correspondiente solicitud y la memoria valorada para luego hacer los estudios técnicos correspondientes".

Este convenio, que lleva renovandose desde el año 93 entre la Diputación y el Arzobispado de Burgos, ha dado la oportunidad de invertir 20 millones y medio de euros en la conservación y reparación de 1.300 iglesias y ermitas de toda la provincia, y pretende seguir haciendolo, eso si, cambiando el convenio anual por uno bienal.

En años anteriores, la cantidad aportada por diputación ascendía a 400.000 euros anuales, no obstante, la cifra para este convenio asciende un total de 200.000 euros bianuales, llegando a aportar un total de 1 millón de euros para los años 2019 y 2020. Al haberse convertido en un convenio bienal, desde la Diputación esperan tener más capacidad económica y la capacidad de llegar a más ayuntamientos, "en convenios anteriores, la cantidad de la que se disponía era de 600.000 euros anuales y se podían antender alrededor de 31 solicitudes. Con este incremento económico esperamos poder doblar esa cantidad de obras a lo largo de la provincia de Burgos", indicaba Rico.

Por otro lado, Fidel Herráez, Azobispo de la diócesis de Burgos, ha querido señalar que Burgos es la segunda diócesis de España con más parroquias, unas 1.003, sin contar con las ermitas y templos que se encuentran repartidos por el territorio burgales,. "La vida desde la fe del pueblo ha dado lugar a esto, un fe que se ha hecho cultura y ha ido configurando el patrimonio histórico-artístico y religioso que tiene Burgos", explicaba el arzobispo, "tenemos el reto y la obligación de cuidar entre todos ese patrimonio, para que se beneficien los más posibles y poder transmitirlo en un fututo". Por ello, como recoge el convenio, este tipo de actuaciones permiten conservar los santuarios, poner en valor y promover el uso turístico de estos bienes, promocionar los estudios académicos de los mismos así como facilitar su uso para diversas actividades culturales.