Escenario B para el Festival de Verano de Clunia

I.M.L.
-
Asistentes a la XX edición del Festival Juvenil de Teatro Grecolatino, con la grúa de fondo. - Foto: DB

Las obras en el poscenio del teatro llevan a buscar otro escenario al Festival de Verano. La Diputación de Burgos no quiere perder un año sin organizar esta cita y cuenta con un plan alternativo para mantenerla

Entre los objetivos de la Diputación de Burgos en torno al yacimiento romano de Clunia está el de acercarlo a la ciudadanía, darlo a conocer y dotarlo de contenido vivo. Para ello, nada mejor que aprovechar el teatro para acoger las más diversas representaciones como enclave mágico que llena su aforo en los dos momentos en los que se programan eventos culturales a lo largo del año. Uno es el Festival Juvenil de Teatro Grecolatino, que ayer cumplía sus 20 años de existencias, y otro es el Festival de Verano, que esta año suma trece ediciones. Los asiduos a este programa estival ya han empezado a preguntar por sus fechas, contenido y, sobre todo, ubicación, porque su escenario habitual están en plenas obras.Ante esta circunstancia, y para poder asegurar que se lleve a cabo esta programación que suele incluir cuatro espectáculos de gran nivel y variado cariz, desde Cultura de la Diputación de Burgos se está ultimando un plan alternativo. «Si la obra por cómo ha avanzado no lo permite, se va a hacer el festival porque el planteamiento es mantenerlo, no dejar un año sin celebrarse porque ya tiene una entidad y un público fiel. Eso sí, si las obras lo permiten, seguirá en Clunia», apuntaba el diputado Borja Suárez.

Al parecer, los encargados de la organización de esta programación se decantan por una de las localidades cercanas al yacimiento romano y, para mantener el ambiente especial que ofrecen los edificios singulares, por un escenario particular. Sin embargo, Suárez no quiso adelantar nada, a la espera de la decisión definitiva de la comisión que dictaminará este punto. 

Mientras, el teatro de Clunia volvía a tomar vida ayer con la asistencia en dos mil estudiantes, en función matinal y vespertina, de la XX edición del Festival Juvenil de Teatro Grecolatino, que organiza la propia Diputación Provincial en colaboración con la Asociación Clunia Colonia Sulpicia. El público provenía de hasta 33 centros docentes, principalmente de Burgos, pero también de otros puntos de  Castilla-La Mancha, Madrid, Navarra, Aragón o País Vasco.

Los escolares, cual romanos de hace dos milenios, se sentaron en el graderío del teatro de Clunia para estremecerse por la mañana con la tragedia Bacantes de Eurípides y reírse con la comedia de Plauto Miles Gloriosus en la sesión vespertina. Los encargados de dar vida a estos dos textos clásicos eran los integrantes de la compañía gallega Noite Bohemia, por primera vez en este escenario histórico, con un auditorio respetuoso que atendía las evoluciones de los protagonistas sin importarles el lenguaje arcaico o la falta de efectos especiales, pantallas o artificios multimedia. Una puesta en escena sobria y el teatro rehabilitado, a pesar de la gran grúa azul que asomaba desde el proscenio, les hacía sentirse como habitantes de esta zona hace 2.000 años.

Para completar la jornada, los alumnos asistentes al festival visitaban el yacimiento arqueológico de Clunia, explicado o por sus propios profesores o dentro de la visita guiada del enclave, así como otras localidades de la zona, como Peñaranda de Duero. El Festival Juvenil de Teatro Grecolatino de Clunia contempla el doble fin de fomentar la cultura clásica entre los alumnos de enseñanza secundaria y bachillerato de toda España y dar a conocer el patrimonio arquitectónico de la ciudad romana y de su teatro, el más importante del norte de España.