Alabardas en busca de redención

Sara Borondo
-
Alabardas en busca de redención

Bioware busca su huecoen los shooter multijugadorcon un mundo que tienemucho recorrido para crecer

Bioware es uno de los grandes estudios mundiales. Durante mucho tiempo marcó el camino de los grandes juegos de rol con sus series Mass Effect y Dragon Age, pero la industria del videojuego cambia muy rápido y el estudio ha decidido explorar el camino del shooter multijugador en Anthem, su nuevo juego, ambientado en un universo en el que el ser humano sobrevive encerrado en fortalezas ya que el exterior es peligroso. En el pasado se encargaron de defender a la Humanidad los libranceros, unos cuerpos especiales que utilizaban unos exoesqueletos llamados alabardas que confieren a quienes los llevan habilidades sobrehumanas y les permiten volar o bucear. En el momento en que transcurre el juego los libranceros han perdido el carácter épico del pasado y sobreviven cumpliendo misiones casi como mercenarios, pero deberán trabajar en equipo para eliminar a un potente enemigo. 
Anthem acerca el rol a los shooters con cuatro tipos diferentes de alabardas. La Interceptor está pensada para la velocidad, es ágil y rápida; la Comando se centra en la precisión y la versatilidad; la Coloso es un tanque destructor, lento pero potente y la Tormenta utiliza ataques de elementos, tiene gran capacidad de producir daño que se contrarresta con una armadura ligera. Las características de cada alabarda están relacionada con el equipamiento que lleve de armas de apoyo, ataque, componentes que refuerzan alguna estadística y una habilidad, y se pueden tener varias configuraciones de una misma alabarda predefinidas. También se puede personalizar su aspecto -con dinero del juego o micropagos- y añadir animaciones.
Bioware mantiene en Anthem algunos de sus puntos fuertes: la creación de un mundo consistente y muy atractivo que es visualmente espectacular, los divertidos tiroteos y la creación de personajes con fuerza, pero al potenciar la narrativa los diálogos no son tan intensos y la historia se diluye. Aunque se puede jugar en solitario, Anthem está diseñado para ir en compañía ya sea con las misiones de la historia principal o yendo en el modo Juego Libre.
Anthem ha tenido un despegue accidentado tras las múltiples críticas que inciden en que está falto de contenido y se ha desaprovechado su potencial. El juego está ahora en la situación en la que se han encontrado los últimos años otros muchos juegos como Destiny, Final Fantasy XV, Fallout 76 o Sea of Thieves. Todos ellos salieron con un formato básico para ir creciendo en sucesivas actualizaciones. Pero a los grandes estudios se les exige grandes juegos desde el principio y las críticas hacia Bioware no se han hecho esperar, pese a que el estudio ya ha adelantado una buena cantidad de innovaciones para los siguientes tres meses que incluyen nuevos eventos, los gremios, misiones y una prometedora serie de actualizaciones para mayo. 
La nueva propuesta de Bioware no es un juego terminado en el lanzamiento, sino uno que empieza a vivir cuando sale al mercado. Ahora lo que cuenta es que Electronic Arts le dé el aire suficiente para que pueda crecer y que el estudio haga honor a su merecida fama. 
Anthem está a la venta en PC, PS4 y Xbox One.