14.500 inspecciones recaudan 13,2 millones por impagos

C.M.
-

La revisión de 6.200 liquidaciones de licencias y declaraciones responsables suponen casi la mitad. Le sigue la tasa que se paga por usar el subsuelo

La revitalización de la construcción y del campo de las reformas han aumentado las peticiones de licencias y declaraciones responsables. - Foto: Luis López Araico

Su labor es callada y constante pero redunda en beneficio de las arcas municipales y, por extensión, de todos los ciudadanos. Si no se pagan impuestos, no hay servicios públicos pero como en todos los ámbitos de la vida siempre hay picaresca. El Servicio de Inspección Tributaria del Ayuntamiento es el encargado de velar por la justicia e igualdad de los contribuyentes. En algunas ocasiones su objetivo es perseguir morosos o personas que engañan a la administración y en otros simplemente apoyar a secciones como Licencias en la fase recaudatoria. La memoria de 2019 recién elaborada y presentada a los grupos municipales pone cifras de beneficios a su trabajo y por extensión contribuye a incrementar los ingresos públicos.

El año pasado se cerró con 14.572 liquidaciones por un importe de 13.180.498 euros reconocidos, de los que se han logrado cobrar 11.833.132 euros, dado que primero se giran las liquidaciones y luego se produce el pago, en ocasiones tras un recurso lo que demora la conclusión de los expedientes.

El impuesto que más ingresos ha generado ha sido el de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO). La Inspección logró aflorar 5.965.911 euros en las 6.215 liquidaciones practicadas sobre la base de las resoluciones adoptadas en el área de Licencias sobre declaraciones responsables y licencias urbanísticas. Ya se han logrado recaudar 5,9 millones. Es decir que en algunos casos no se ha solicitado licencia o la declaración responsable (exigida en obras de reforma o menores en edificios) de una determinada obra que no se ajusta a lo realmente ejecutado.

Estos procesos requieren el abono de unas tasas, que también han sido objeto de inspección. Se han practicado 6.742 liquidaciones por 764.129 euros (se han recaudado ya 727.956 euros). Paralelamente, también se han practicado 537 liquidaciones de licencias  de apertura de establecimientos, licencias medioambientales y comunicaciones (antiguas licencias de actividad por importe de 517.671 euros.

La tasa por la utilización privativa o aprovechamiento especial de  dominio público a favor de empresas explotadoras de servicios de suministro (redes de telefonía o gas natural que utilizan el subsuelo y tendidos aéreos) ocupa el segundo lugar y permitió rescatar 3.563.942 euros a través de 364 liquidaciones practicadas mediante el cálculo del 1,5% de sus ingresos brutos.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)