scorecardresearch

La mejora del consumo privado acelera el crecimiento del PIB

SPC
-

Un informe de BBVA Research apunta a un mayor dinamismo de la economía regional este año y prevé que aumente ese ritmo hasta el 6,1% en 2022, cuando se recuperará el nivel productivo prepandemia

Imagen de una céntrica calle de la ciudad de Soria durante un día de rebajas. - Foto: Eugenio Gutiérrez

Buenas noticias, al fin, para la economía de Castilla y León, que crecerá este año un 5,9 por ciento y aumentará ese ritmo hasta el 6,1 por ciento durante el próximo ejercicio, cuando se ya recuperará el nivel productivo prepandemia en la Comnidad. Así lo avanza el último Observatorio Regional de BBVA Research, que eleva sus expectativas este ejercicio para la Comunidad en nueve décimas en relación al último informe, gracias a la mejora del consumo privado, la recuperación y el avance de la vacunación, pero, no obstante, las recorta en dos para el próximo año respecto a las del segundo trimestre. De esta forma, el servicio de estudios vaticina que el empleo en términos EPA aumentará en la Comunidad este año un 0,9 por ciento, una décima por encima de su estimación anterior, pero reduce ese porcentaje al 1,6 por ciento para 2022, cuando en el segundo trimestre prevenía un 2,1 por ciento, y lo sitúa como el peor registro autonómico junto al de Galicia.

En el informe, BBVA Research indica que los últimos datos disponibles apuntan a un mayor dinamismo del consumo privado en Castilla y León este año, aunque no podrá superar los niveles precrisis, lo mismo que ocurrirá con las exportaciones. La Comunidad también estará entre las que liderarán el aumento del gasto de los turistas españoles. Sin embargo, el adelanto de la recuperación de la inversión a 2021 rebaja en 0,2 puntos porcentuales las previsiones para 2022.

No obstante, las estimaciones de PIB para 2021 y 2022 para la Comunidad están por debajo de la media que se prevé para el conjunto de las autonomías, que se sitúa en el 6,5 y 7%, respectivamente. Asimismo, para el empleo la evolución también será peor que la media nacional, con porcentajes previstos del 1,9 y 3,6 por ciento, en cada ejercicio analizado, según informa Ical. El crecimiento e 2021 estará liderado por Islas Baleares (8,3 por ciento), Canarias (6,9 por ciento) y Cantabria y Galicia (6,8 por ciento). También Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón, Cataluña y Murcia podrían crecer por encima de la media de España (6,5 por ciento).

En cuanto a 2022, a nivel territorial la recuperación podría continuar liderada por Islas Baleares (11,6 por ciento) y Canarias (10,7 por ciento), así como País Vasco (7,5 por ciento), Navarra (7,3 por ciento), Cataluña (7,2 por ciento) y Madrid (7,4 por ciento).

Mejora de las estimaciones

El informe del tercer trimestre del año del gabinete de estudios basa sus mejores estimaciones para todas las autonomías en la recuperación del gasto privado y del turismo nacional, favorecidos por la relajación de las restricciones, así como el dinamismo de la inversión en maquinaria y equipo apoyarían este mayor crecimiento. Asimismo, en 2022, la mejora de la situación sanitaria, el ahorro embalsado por las familias, el impulso de los fondos europeos Next Generation EU (NGEU), las políticas expansivas del BCE y una elevada capacidad productiva sin utilizar explicarían una recuperación de los niveles de PIB precrisis en la mayoría de las comunidades.

En todo caso, asume que la velocidad de recuperación dependerá de la evolución de la pandemia y del avance de las reformas para impulsar proyectos que favorezcan la transición ambiental y el incremento de las competencias digitales.

Incertidumbre

Por último, BBVA advierte que el escenario de recuperación previsto para los próximos trimestres podría verse afectado por la evolución de la pandemia y el avance del proceso de vacunación en los principales países de origen del turismo extranjero. Además, indica que existe el riesgo de no abordar las reformas necesarias que permitan crear las condiciones para una recuperación vigorosa, que facilite el máximo aprovechamiento de los fondos NGEU, y consistente con los objetivos medioambientales.

La entidad agrega que la colaboración entre gobiernos, con un papel relevante de las autonomías, y con el sector privado, «será crucial para elegir y ejecutar los proyectos con mayor impacto sobre el empleo y la productividad, no sólo a corto sino también a largo plazo».