Delgado critica las palabras del Govern en Mauthausen

Agencias
-

La ministra de Justicia abandona un homenaje a los republicanos deportados al campo de exterminio alemán tras las proclamas a favor de los presos del procés emitidas por la Generalitat

Delgado critica las palabras del Govern en Mauthausen - Foto: Antonio Sánchez

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha abandonado un homenaje de la Generalitat en Mauthausen a los deportados republicanos durante el nazismo, en protesta por las expresiones excluyentes usadas en la ceremonia por parte del Gobierno catalán.
"Cualquier actuación o expresión de exclusión choca frontalmente con los valores que surgieron de este campo de exterminio, con los miles de españoles que perecieron aquí en unas condiciones brutales simplemente por ser luchadores y defensores de la democracia y la libertad", declaró Delgado a los periodistas.
La ministra, que participa en los actos de recuerdo a los alrededor de 9.500 deportados españoles, abandonó el acto cuando la directora general de Memoria Democrática de la Generalitat, Gemma Domènech, calificó de "presos políticos" a los miembros del Gobierno catalán en prisión preventiva. La Generalitat instaló una placa en 2017 a las víctimas del nazismo y ese homenaje era uno de los numerosos a los que asiste la delegación ministerial para recordar a los deportados.
Delgado recordó que los españoles víctimas del nazismo lo fueron por sus ideas de libertad y democracia, unos valores comunes a todos ellos más allá de su procedencia.
"Tiene que prevalecer que nuestros compatriotas, todos ellos, de cualquier región, de cualquier comunidad autónoma, compartieron esos valores que hoy queremos homenajear, dignificar y respetar", subrayó. Por ello, aseguró: "cualquier actitud de exclusión contraviene lo que aquí se forjó, que fue la solidaridad entre demócrata".
La titular de Justicia recordó además que el juicio que se celebra contra ex responsables de la Generalitat cuenta con todas las garantías y se realiza con total transparencia.
"Se está celebrando un juicio con todas las garantías porque tenemos un sistema democrático y un sistema judicial transparente, garantista, que representa los más altos estándares de justicia en el mundo", afirmó.

Por su parte, la directora general de Memoria Democrática de la Generalitat, Gemma Domènech, recordó que la placa de homenaje del Gobierno catalán a los deportados fue inaugurada por el entonces consejero de Asuntos Exteriores, Raül Romeva, uno de los juzgados acusados de distintos delitos en relación a la organización del referéndum de independencia de 2017.
Poco minutos después de abandonar el acto ante la placa catalana la ministra depositó un ramo de flores ante otra placa de recuerdo a los españoles que fallecieron en Mauthausen. "Esto es por todos los españoles que estuvieron en los campos de Dachau y Buchenwald, Bergen Belsen, Auschwitz, Flossenbürg, Natzweiler, Neuengamme, Sttuthof, Sachsenhausen, Gross-Rosen, Aurigny, Guernesey, Neu Bremm y Ravensbrück", dijo Delgado, que regresó luego a la placa de la Generalitat para depositar otro ramo de flores. 

Durante su intervención en el memorial republicano en Mauthausen, Delgado ha recordado que en este y otros campos dependientes estuvieron recluidos un total de 7.532 compatriotas, de los que murieron 4.816, la mayoría de ellos en Gusen. Para la ministra, todos los españoles recluidos en estos campos fueron "luchadores de la democracia y la libertad condenados en vida" que tuvieron que exiliarse "por temor a las represalias de Franco" y que constituyen la "evidencia" de que España fue parte de la historia de la II Guerra Mundial y el Holocausto, aunque este hecho "se haya silenciado durante años".