Frías, Oña y Poza cerrará su patrimonio el 23 de abril

S.F.L.
-

Javier Ramírez, director general de la Junta, traslada a los alcaldes que no es necesario modificar la legislación

Frías, Oña y Poza cerrará su patrimonio el 23 de abril - Foto: Luis López Araico

os tres pueblos que forman la Mancomunidad Raíces de Castilla, cerrarán sus atracciones y oficinas turísticas el 23 de abril, día de la Comunidad de Castilla y León, como protesta a la Ley de Turismo, que indica que cualquier visita guiada tiene que realizarla un guía turístico y no uno local, como se hacía en la mayoría de localidades hasta ahora. Covarrubias seguirá sus pasos, al igual que 20 de los pueblos más bonitos de España ubicados en la Comunidad. 
Los alcaldes de seis municipios burgaleses; Covarrubias, Lerma, Medina de Pomar, Oña, Frías y Poza de la Sal se reunieron ayer con Javier Ramírez, director general de Turismo de la Junta y se plantearon posibles modificaciones en la actual Ley pero, no se llegó a ningún acuerdo. Los regidores de Frías, Oña y Poza de la Sal temen perder los más de 150.000 visitantes que reciben anualmente por no poder ofrecer el servicio con una persona, sino a través de un audioguía. «No es lo mismo explicar la historia de un pueblo personalmente que, a través de un aparato electrónico. La gente busca los conocimientos de los guías locales, que residen en los propios municipios», declara María Ángeles Bergado, edil de la villa fredense. 
«Hemos transmitido a los alcaldes asistentes que la Ley que tenemos es fija y no presenta obligaciones nuevas. Hasta el momento no se había planteado ningún problema en limitar el desarrollo turístico del medio rural en Castilla y León. Es más, en los últimos años hemos crecido por encima del 30%», afirma Ramírez, que además añade que «no hay constancia de que haya un problema suficientemente importante como para justificar una modificación de la Ley». Los alcaldes reunidos buscan una solución a su problema, se acerca Semana Santa, el número de turistas se incrementa notoriamente y el servicio guiado no se contempla como posibilidad para conocer los rincones de las distintas localidades. «No queremos tergiversar la norma, creemos que nuestras reivindicaciones son justas, lo que necesitamos es que se adapte a la realidad de los pueblos. No se pueden hacer leyes para ciudades y trasladárselas a pequeños municipios, manifiesta José Tomás López», primer edil de Poza. 
ATRACCIONES.

Frías, Oña y Poza cuentan con diversos enclaves que son dignos de explicación. En el caso de la ciudad más pequeña de España, su casco histórico, sus casas colgadas, su iglesia, el castillo, el puente romano sobre el Ebro, hacen del municipio un rincón único en la provincia que no cuenta con ningún sistema de audioguías. En Oña, la entrada al monasterio de San Salvador incluye un servicio guiado pero, en las demás atracciones turísticas, como pueden ser el centro de interpretación del medievo o el museo de la resina, no. En la villa salinera cobrarán la entrada a los centros de interpretación de las salinas y al de Félix Rodríguez de la Fuente y los trabajadores estarán a disposición de los clientes para dar de manera gratuita las orientaciones necesarias.