scorecardresearch

Los romanos y el pelotón llegaron, los ingenieros no

P.C.P.
-

Tordómar aprovecha la etapa ciclista para reivindicar la salvación de su histórico puente, que sufre «un deterioro importantísimo»

El pelotón sale del puente y pasa por una de las pancartas que se vieron en la retransmisión televisiva. - Foto: Valdivielso

Soñaron que les tocaba la lotería y así fue, pero solo el reintegro. Algo parecido les ha ocurrido a un grupo de jóvenes de Tordómar, que para un concurso de disfraces imaginaron que la Vuelta a España atravesaba  su pueblo y compusieron una escena casi perfecta: cascos, bicis, helicóptero, la iglesia, los tiestos en los balcones y la pancarta ¡Salvemos el puente! Ahora, el cuadro se repite y solo la mitad de sus deseos se cumplen. El pelotón pasa pero nadie llega para preservar lo que mandó construir el emperador Adriano hace 2.000 años. 

Han tenido que ser unos chavales de 23 años los que retomen el sueño que lanzó otra cuadrilla de jóvenes en aquel concurso de disfraces y fíen a la repercusión mediática de la carrera ciclista, todo un acontecimiento para la provincia, la posibilidad de que las administraciones se tomen en serio un problema que tiene una doble vertiente, la histórica y la práctica.

El puente romano de Tordómar se cae a cachos. Literalmente. Demasiado estrecho para la circulación de vehículos agrícolas, cada año recibe varias dentelladas.«Si pasas por debajo ahora que hay poco agua, se observa a simple vista el lamentable estado», explica Elena Cantero.

La cuadrilla disfrazada hace dos años de 'Paso de La Vuelta'.La cuadrilla disfrazada hace dos años de 'Paso de La Vuelta'. - Foto: Omar García

Pasada la cosecha, los jóvenes de Tordómar han sembrado su localidad de pancartas al paso de La Vuelta, como hacen otros tantos pueblos a lo largo de toda España.Hasta media docena distribuidas por puntos estratégicos, tanto para el helicóptero como para las cámaras de las motos. La carrera la vieron en directo, -«parecían las fiestas del pueblo de la gente que había»- y en la repetición aplaudieron aún más al comprobar que «por lo menos una se había podido leer» en la retransmisión, que además contó con una espectacular vista aérea del puente y los comentarios de Carlos de Andrés sobre esta obra de ingeniería de 22 arcos, en la vía que iba de Clunia a Galicia.

Elena Cantero vive en Tordómar y a diario se desplaza a trabajar a Burgos. «Cada verano vemos que el puente tiene más tránsito, que se cae una piedra, otra... Hasta que no se hunda no van a buscar una alternativa», se lamenta esta joven, que hace de portavoz de su grupo y del sentir de la mayoría de los vecinos, que ya participaron en una recogida de firmas. 

La alcaldesa de Tordómar, Inmaculada Sierra, reconoce que sufre un «deterioro importantísimo» al que «probablemente habría que darle una solución» por parte de la Diputación, como titular de la carretera BU-V-11423, que «no es fácil y desde luego no es barata», recalca. Tendría que involucrar también a otros organismos, como la Confederación Hidrográfica del Duero, y aún ni se ha planteado un proyecto y menos aún su financiación y ejecución.

Sierra aplaude a los vecinos "por hacer visible que el problema existe", aunque tanto la Diputación como la Junta de Castilla y León son conscientes de ello. La recomendación de limitar el tránsito por el camino que trazaron los romanos en el año 121 resulta muy difícil de aplicar, por cuando no existe otra alternativa de paso en muchos kilómetros a la redonda. También lo entienden así los vecinos. La alcaldesa explica que ha contactado desde el ayuntamiento con las organizaciones agrarias, "que nos van a apoyar" en la reivindicación, porque los agricultores de la comarca están muy interesados en tener un paso en las mejores condiciones y, al tiempo, en evitar que les obliguen a dar un gran rodeo para ir y venir de sus fincas a un lado y otro del Arlanza.

Al menos, Tordómar ha sacado del paso de La Vuelta el asfaltado de la carretera, que los vecinos de la cercana localidad de Pinedillo ni han olido. Pero siguen con una deficiente cobertura y encima con las piscinas cerradas