scorecardresearch

Medio siglo de conexión entre las familias y el colegio

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

La SAFA celebra el 50 aniversario de la constitución en Burgos de la asociación nacional de padres de alumnos de los colegios de toda España de la Congregación de Hermanos de la Sagrada Familia

De izda. a dcha., Natalia Portal, presidenta de la AMPA; Patricia González, directora del colegio; Juanjo del Cura, exprofesor y miembro de la comunidad religiosa, y Ana Valdestilla, miembro de la AMPA. - Foto: Alberto Rodrigo

Ahora son un elemento muy común en los centros escolares, tanto públicos como privados y concertados, y realizan una importante labor dinamizadora y de vinculación entre los colegios y las familias, pero en los años sesenta las asociaciones de padres de alumnos en escuelas e institutos (entonces no se incluía a las madres) no eran muy frecuentes, a pesar de que desde 1950 una ley facultaba al Estado a reconocer a las que se pusieran en marcha. El colegio Sagrada Familia de Burgos, conocido como SAFA, instauró la suya en 1969 -fue en esa década en la que comenzaron a proliferar y probablemente esta fue una de las primeras en la provincia- y dos años después, en 1971, hizo de anfitrión para la creación de la Asociación Nacional de Padres de Alumnos y de Antiguos Alumnos de los colegios que la Congregación de Hermanos de la Sagrada Familia tienen en España.

De este evento -que tuvo lugar en el mes de junio- se cumplen ahora 50 años y hace varias semanas se recordó en una reunión- virtual debido a las restricciones impuestas por la pandemia- que se hizo desde las instalaciones del colegio en la calle 2 de Mayo. Este encuentro tendría que haber contado con la presencia de representantes de las ampas (asociaciones de madres y padres) de los seis colegios que la orden tiene en España: Burgos, Palma de Mallorca, Barcelona, Gavá, Madrid y Valladolid.  

El hermano Juan José del Cura, de 71 años, profesor de Lengua jubilado y «auténtico alma del colegio», como le define la directora, Patricia González, recuerda que se remonta a 1964 la creación de una asociación internacional entre los colegios SAFA -«fue una experiencia estupenda en un momento en el que España no estaba muy abierta e hizo que se potenciara la asociación nacional»- y guarda como oro en paño varios ejemplares del número 1 del boletín de la Asociación de Padres de Familia, publicado en noviembre de 1971 en el que se puede leer una reseña sobre la creación de esa asociación nacional: «Dieron comienzo los actos en tan memorable jornada con la celebración de la santa misa en la capilla del colegio, oficiando el capellán del mismo don Luis Macho, quien dirigió a los asistentes elocuentes palabras alusivas a los actos del programa. Seguidamente dio comienzo la asamblea general y en el curso de la misma se aprobaron los estatutos por los que se regirá nuestra nueva asociación. Fue elegido presidente don Luis Mañosas, tan vinculado a la obra y gran entusiasta y presidente de la asociación de Barcelona. Al final dirigió a los concurrentes cálidas frases ofreciendo su entrega incondicional y solicitando la firma colaboración de todos, imprescindible para el buen quehacer de nuestras asociaciones. Sus palabras fueron calurosamente aplaudidas».

En esta ocasión las cosas fueron muy diferentes pero con el mismo entusiasmo y pensando, como expresa Natalia Portal, la presidenta de la actual asociación de madres y padres, en que la reunión de 2022, que también tendrá lugar en Burgos, se pueda hacer de modo presencial. Así, a través de vídeoconferencia se abordaron los puntos del orden del día de la reunión, hubo diferentes intervenciones y se entregaron los premios de los concursos anuales entre los estudiantes de los diferentes colegios. En el de Burgos, que actualmente cuenta con más de 700 alumnos, estuvieron de modo presencial varios miembros de la dirección y de la asociación de madres y padres. 

El objetivo con el que se puso en marcha en 1971 la asociación nacional fue, en palabras del hermano Juanjo del Cura, doble: la ayuda mutua y la potenciación de la participación de las familias en las actividades escolares y así continúa. Natalia Portal destaca que la incorporación a la AMPA es la mejor forma de que los padres se involucren en la vida colegial: «Los valores del colegio los transmitimos en todas aquellas actividades que realizamos, que son muchas, somos como una población colateral al colegio para apoyar lo que se aprende en las aulas y para formarnos nosotros mismos a través, por ejemplo, de escuelas de padres».  Ana Valdestilla, otra de las componentes de la directiva de la asociación, apunta que a pesar de que los tiempos son difíciles y las actividades están muy restringidas por la crisis sanitaria se han podido llevar a cabo concursos, carnavales on line o un curso de formación en la escuela de padres: «La pandemia no nos ha parado en ningún momento».

El colegio SAFA comenzó su andadura en la ciudad en el curso escolar 1965-66 de la mano de los Hermanos de la Sagrada Familia, orden fundada por el religioso laico Gabriel Taborin, de origen francés. En la actualidad, la comunidad religiosa de Burgos está formada por seis miembros.