scorecardresearch

Luz verde a Licencias para entrar y analizar Lejías El Cid

C.M.
-

El permiso es hasta el 30 de septiembre y solo para hacer un informe sobre si procede declarar la ruina

El tejado se encuentra en mal estado y los okupas han colocado paneles para tapar los agujeros. - Foto: Luis López Araico

La antigua fábrica de lejías El Cid, ubicada en la calle Los Colonia número 7, continúa dando quebraderos de cabeza en el Ayuntamiento desde hace trece años pero el actual concejal de Licencias, Julio Rodríguez-Vigil, no se rinde ante la reiteradas quejas de los vecinos por el mal estado en el que se encuentra el edificio, que está okupado, y los problemas que genera en los inmuebles colindantes. 

La inacción de los propietarios, algunos en paradero desconocido, y una subasta fallida ha hecho que el área de Licencias y tome cartas en el asunto para poder declarar el ruina el edificio. El hecho de no poder contactar con los dueños no permite entrar en el interior para hacer una informe de la situación, de ahí que se haya tenido que acudir a la justicia para hacerlo. 

El Ayuntamiento ya tiene en su poder el auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 que autoriza a «acceder a la antigua fábrica para declarar si procede su estado de ruina» y con posterioridad «ejecutar de manera subsidiaria las medidas que sean necesarias para evitar daños». 

El juzgado considera que de la documentación remitida por el Ayuntamiento se desprende la necesidad de realizar la valoración técnica del estado del inmueble y pone como requisito que el personal que entre en las dependencias sea del propio Ayuntamiento o empresa que contrate para ello. Posteriormente, el área de Licencias deberá remitir al Juzgado el informe sobre la forma en la que se ha llevado a cabo la entrada autorizada. 

El auto remitido al Ayuntamiento establece que la autorización se da como máximo hasta el 30 de septiembre, salvo que por causa justificada pueda solicitarse una ampliación del plazo y la entrada debe realizarse en horario diurno.

El concejal de Licencias, Julio Rodríguez-Vigil, se congratuló de la decisión del Juzgado, dado que ello permitirá al Ayuntamiento hacer un informe sobre la situación del edificio y tomar las medidas que sean oportunas. 

Desde el año 2008, el Ayuntamiento lleva requiriendo a los propietarios (en su día Construcciones Dinco, que luego entró en concurso) que limpiara y cerrara la antigua fábrica pero hicieron caso omiso. Ya desde esa fecha fue okupado el edificio aunque se desconoce el número de personas que reside de forma temporal u ocasional. 

Ocho años después exigieron el arreglo del tejado al desplomarse parte de él pero no hubo movimiento alguno. Los okupas colocaron unas placas metálicas para tapar los agujeros que en algunos casos han salido volando por el viento. También instalaron paneles solares sin ningún tipo de permiso del Ayuntamiento. El interior acumula toneladas de basura, lo que genera problemas de insalubridad. 

La Agencia Tributaria sacó a subasta el inmueble en septiembre del año pasado debido a los impagos de los propietarios pero resultó desierta. El precio de salida superaba los 586.000 euros (además de las cargas) pero la puja máxima fue de 68.000 y no se aceptó.

El área de Licencias lleva años requiriendo actuaciones a la propietaria pero nunca ha contestado a los requerimientos. El Plan General de Ordenación Urbana permite construir en este suelo una veintena de viviendas, un bajo comercial y espacios verdes.