San Pedro de Arlanza, once siglos atrás

Belen Antón / Hortigüela
-

En la ermita de San Pelayo se volvió a escuchar ayer el documento que leyó Gonzalo Téllez cuando fundó el monasterio. A lo largo de 2012 se sucederán los actos por el 1.100 aniversario

Julio Escalona, científico del CSIC, explicó los orígenes del monasterio, en un enclave espectacular como es la ermita de SanPelayo y su entorno. - Foto: Azúa

A principios del siglo X se experimentaron importantes cambios políticos y existieron conflictos por alcanzar el poder. Fue durante esa época cuando Gonzalo Téllez, bien casado con una mujer de la zona, intentaba hacerse con la jefatura del condado de Castilla. En su empeño por conseguirlo llevó a cabo algunas acciones, entre ellas una por la que ha pasado a  la historia, fundar el Monasterio de San Pedro de Arlanza.
Ayer, 12 de enero del 2012, se cumplieron 1.100 años del momento en el Téllez fundó este monasterio, y ayer, el mismo día y en el mismo lugar, se volvió a escuchar el documento fundacional del cenobio once siglos después. Un texto en el que Téllez, tío de Fernán González, explicaba a los monjes hasta dónde alcanzaban sus territorios, cuáles eran sus derechos y condiciones, cómo debían de cumplir con las reglas de San Benito y a los que pedía que orasen por su alma.
Lo que hoy se conoce como la ermita de San Pelayo, dónde tuvieron lugar los actos conmemorativos con la presencia de numeroso público, fue el origen y primera ubicación del monasterio de San Pedro de Arlanza, cómo explicó Julio Escalona, científico titular del CSIC. «Este fue el centro monástico, con una iglesia y con unas casetas, de las que aún hay restos,  dónde vivían los monjes. Es a este monasterio al que hace referencia el documento fundacional, ya que la gran abadía que hoy conocemos, a orillas del Arlanza, se construyó un siglo después porque este se quedaba pequeño», explicó.
El cenobio se encontraba, según señaló Escalona, en una zona fronteriza, en término de Hortigüela, entre las tierras de Lara y las que hay a partir de Covarrubias. «San Pedro de Arlanza no tuvo competencia hasta que a finales del siglo XI se fundó Silos, fue entonces cuando comenzaron los choques de intereses», afirmó. 
También habló del monasterio Borja Rosales, presidente de la Asociación para el Desarrollo de Tierra de Lara, organizadora de este acto. «Varios incendios, la desamortización o la construcción del pantano han sido hechos que han provocado que San Pedro de Arlanza haya caído en el olvido. Hoy  no es ni la sombra de lo que fue, sin embargo, sigue siendo un excelente lugar para desarrollar actividades culturales. Esperemos que lo que empezamos sean más que actos simbólicos», añadió.