La Fiscalía investiga al exalcalde de Padrones de Bureba

S.F.L.
-

Un vecino polaco denunció al regidor hasta la constitución del nuevo ayuntamiento, hoy concejal, por no abstenerse en la votación de adjudicación del contrato para pavimentar una calle, pese a que supuestamente trabajó en la empresa elegida

La Fiscalía investiga al exalcalde de Padrones de Bureba - Foto: DB

La Fiscalía investiga al que fue alcalde de Padrones de Bureba el pasado mandato por un delito de prevaricación administrativa. Según los autos judiciales a los que ha tenido acceso este periódico, un vecino polaco de la localidad interpuso el año pasado una querella criminal contra el regidor al no haberse abstenido en la votación en la que se adjudicó el contrato para la pavimentación de una calle, por importe de 24.781,59 euros, a la firma Torre Díez, de la que supuestamente había sido empleado el primer edil. Sostiene que el regidor «votó a favor de la adjudicación con la intención de beneficiarse» de la resolución del proceso, al que el denunciante también había concurrido con una empresa que quedó descartada.
El entonces alcalde prestó declaración como investigado en el Juzgado de Briviesca, donde siguen las actuaciones con la intervención del Ministerio Público, tras quedar excluido como parte el querellante en una decisión de la instructora que la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Burgos cuestiona en otro auto.
La jueza del caso rechazó la personación del vecino como acusación particular, «de forma sorprendente», según la Audiencia y «pese a reconocer el interés legítimo del querellante para personarse en un proceso penal como parte, por tener interés directo en los hechos». Sin embargo, aceptó su presencia como acusación popular, hasta el punto de exigirle una fianza de 2.000 euros para seguir adelante en la causa, lo que así hizo.
Las diligencias avanzaron -el alcalde prestó declaración a finales de 2018 y las partes propusieron prueba- hasta que el investigado pidió el archivo de la querella por haber sido presentada por una persona no legitimada para ello, puesto que la ley solo contempla el ejercicio de la acción popular para los ciudadanos españoles.
La jueza le dio la razón y dejó fuera al empresario polaco pero no archivó la querella. «Nos encontramos ante un delito público que debe ser perseguido de oficio», reseñó en el auto de abril, decisión que posteriormente ha confirmado la Audiencia Provincial.


MALA CONVIVENCIA

Hay constancia de que ha habido continuos enfrentamientos e incluso denuncias por amenazas y agresiones entre el alcalde de Padrones y el vecino polaco en numerosas ocasiones. El regidor, del PSOE, fue elegido en las pasadas elecciones de mayo con 20 votos a favor. Lo sorprendente es que se registraron 21 sufragios nulos. Fue el modo de protestar de parte del censo por la renuncia a última hora del candidato de Ciudadanos, tras desvelar el Partido Socialista que el Juzgado de Briviesca iba a procesarle por falsear la firma del alcalde y realizar un uso indebido del sello oficial y la tarjeta de identificación fiscal propiedad del Ayuntamiento. En el acto de constitución del Ayuntamiento, decidió renunciar y dar paso a una compañera, aunque permanece como concejal.