Una remontada épica que vale una Copa de Europa

EFE
-
Una remontada épica que vale una Copa de Europa - Foto: Twitter @CN_Sabadell

El Sabadell gana su quinta Euroliga en una final inolvidable ante el Olympiacos (13-11), después de perder de tres a falta de cinco minutos para la conclusión del partido

El Astralpool Sabadell ha conquistado este sábado ante su público su quinta Copa de Europa al ganar al Olympiacos (13-11), en una de las mejores finales de la historia en la que las sabadellenses remontaron en los últimos cinco minutos tres goles en contra.
Un tiempo muerto de David Palma, cuando la final parecía en manos de las griegas, cambió el signo del partido. Un gol de Judith Forca y otro de Mati Ortiz en 46 segundos, y un penalti parado por Laura Ester a Eleftheria Plevitrou con 10-11 a 3'25" del final acabaron hundiendo a las griegas y llevaron a las catalanas al título.
Las sabadellenses anularon en defensa a las griegas, en especial Maggie Steffens sobre la boya Alexandra Asimaki, y Kiley Neushul empató el partido (11-11) a 2'54" del final. Bea Ortiz puso a las catalanas por delante a dos minutos del final.
El partido pudo ir a los penaltis si Eleftheriadou no hubiera estrellado el balón contra el travesaño en el último ataque del Olympiacos que vio como Maggie Steffens sentenciaba la final marcando el 13-11 definitivo a 40 segundos de la conclusión.
Fue una final inolvidable en la que el Olympiacos jugó mejor durante buena parte de la misma gracias al juego tanto en ataque como en defensa de la australiana Hannah Buckling, máxima goleadora del partido, junto a Kiley Neushul, con cuatro goles.
David Palma hizo un enorme trabajo psicológico en el tiempo muerto para convencer a sus jugadoras de que la final no estaba perdida y en cinco últimos minutos en el que apareció lo mejor del equipo, el Astralpool Sabadell acabó conquistando la Copa de Europa que más recordara con el paso de los años.