Gestos dulces contra el mercado global

I.M.L.
-
Gestos dulces contra el mercado global

Una arandina y su pareja regalan kilos de naranjas para denunciar la situación del sector agrícola frente a la competencia internacional

Decenas, cientos, miles de naranjas en el suelo o en los árboles sin recoger. Este es el escenario que recibía a la arandina Laura Hernández cuando viajaba hasta la comarca de Gandía, donde su pareja, Salvador Ferrer, tiene un pequeño huerto familiar de una hectárea de naranjos. ¿Por qué?, se preguntaba ella, y la respuesta fue clara. «Salva me explicó que el año pasado, un mayorista se encargó de recoger las naranjas, pagando 24 céntimos el kilo, y que este año, tras el acuerdo comercial de la UE con Sudáfrica, las pocas ofertas que han llegado son de 8 céntimos el kilo y el agricultor tiene que recolectarlas y enviarlas, no sale rentable, y la gente no está recogiendo la cosecha», recuerda Laura.

Un mazazo de realidad que les despertó las ganas de hacer algo para denunciar la situación. Y fue así como crearon ‘Besos naranja’,  iniciativa con la que están regalando -sí, han leído bien, regalando- la actual cosecha de naranjas. Empezaron a finales de marzo y, hasta ahora, han repartido por toda España más de 3.300 kilos de besos naranja, de forma gratuita hasta en los gastos de envío, y tienen ya peticiones para repartir otros 2.360 kilos. «La campaña de la naranja termina a finales de junio y vamos a seguir respondiendo a todas las peticiones que nos lleguen», asegura Laura Hernández, que recuerda que han remitido ya sus paquetes de cítricos a colegios, como el Fernán González de Aranda, donde los chavales los emplearon en sus ‘Desayunos Saludables’, hospitales o centros de coworking.

Son Laura y Salva, ayudados en ocasiones por amigos, los que recogen las naranjas y preparan los envíos, aunque «con la respuesta que hemos logrado, hemos podido contratar a una persona para atender todas las peticiones». A cambio, se puede colaborar con ellos de dos formas: compartiendo sus ‘Besos naranja’ en redes sociales, es decir, dando visibilidad a esta iniciativa al recibir el pedido, o realizando una donación a través de su web para sufragar los gastos de envío. Ahora, está en suspenso el formulario de pedidos pero esperan poder reabrirlo a principios de junio, en www.besosnaranja.com Que les aproveche.