Los pavos podrían llegar a Quintanilla de Riofresno en marzo

I.P.
-

La Junta autoriza a Viesgo, un año después, las obras de conexión eléctrica a la nave. Por delante quedan 30 días para presentar recurso

Alfredo Núñez, junto al panel de control que permite desarrollar el proceso. - Foto: Alberto Rodrigo

Alfredo Núñez, promotor de la granja de engorde de pavos que ha construido en Quintanilla de Riofresno, empieza a contar los días que le quedan para poder trasladar las crías de pavo a las instalaciones ya finalizas, que calcula que no será antes de medidos del mes de marzo. Las cuentas salen a partir de hoy, una vez que el Servicio Territorial de Industria de la Junta ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia la autorización a la distribuidora Viesgo para llevar a cabo los trabajos que conlleva el suministro eléctrico a la nave, sin el cual es imposible comenzar la actividad ganadera, pese a que ya llevan meses las instalaciones finalizadas, tanto la obra civil como todo el sistema informático que precisa el desarrollo del engorde las aves. 
Así, quedan por delante 30 días desde hoy para presentar recurso de alzada contra la resolución de Industria. Pasado ese tiempo, si no hubiera, se daría por aprobado y la distribuidora podría comenzar los trabajos que, entiende Nuñez, no durarían más de una semana. Esas son sus cuentas, por lo que a mediados de marzo se podrían trasladar los pavos con 2 días desde la incubadora de la integradora Agrícola Navarra con la que trabaja. El proyecto prevé introducir en la nave 13.500 aves para engorde, que una vez alcancen el peso preciso, retornará a la granja de origen. 
La autorización contempla un centro de transformación intemperie de 100 kva de potencia y línea aérea de alta tensión 12/20 Kv, con una longitud de 53,20 metros hasta la nave. Nuñez denunció hace semanas la lentitud en la tramitación del suministro eléctrico, ya que lo solicitó en marzo de 2019.