Trampantojos patrocinados

C.M.
-

Los grupos municipales están de acuerdo en regular la colocación de lonas que cubran los edificios en obras para mejorar la imagen y aumentar la seguridad. No se descarta que lleven publicidad

Hasta ahora solo se permite colocar carteles de dimensiones determinadas con especificaciones sobre la obra o los promotores. - Foto: Valdivielso

El Ayuntamiento considera positivo que los edificios en rehabilitación, especialmente los ubicados en el centro histórico, se puedan tapar con una lona en la que figure la recreación de cómo quedarán después de la intervención a modo de trampantojo. Esta protección no solo mejoraría la imagen al evitar que se vean los andamios sino que garantizaría una mayor seguridad de los viandantes. 

Todos los grupos municipales ven con buenos ojos la regulación de su instalación pero ponen pegas a que las lonas pueda llevar publicidad. Este extremo generó ayer un debate en la Comisión de Licencias a raíz de que el jefe del área pusiera sobre la mesa la solicitud de la constructora que está rehabilitando el hotel España para la construcción de viviendas en este sentido. Además de recrear la imagen del inmueble, aparecía en la lona la imagen de una marca de cervezas. "La Ordenanza de Publicidad Exterior Mediante Carteleras prohíbe poner carteles con publicidad en el centro histórico pero sería deseable que en esta zona de la ciudad se instalaran lonas con una recreación de los edificios, que es más agradable ver la obra con los andamios pero que se permita también la publicidad genera controversias"", apuntó el concejal de Licencias, Daniel Garabito.

En este sentido, subrayó que esta opción se lleva a cabo en otras ciudades españolas, pero especialmente es una tendencia que se sigue en Europa.

Ahora tocaría regular qué porcentaje de la lona ocuparía la recreación de la fachada y el de publicidad, dado que esta última serviría para financiar el coste de este elemento, que por sus dimensiones no resulta barato. "Sería deseable llegar a un acuerdo en este sentido con todos los grupos políticos y creo que se está en esa línea", añadió. 

Desde Ciudadanos, el concejal Julio Rodríguez Vigil considera positivo que se cubran los edificios y se mejore la seguridad de los viandantes. "Se daría una doble protección para los viandantes, con la mosquitera para evitar que caigan los cascotes y luego con la lona y, además, se da un mejor aspecto estético, aunque lógicamente tiene un coste. De este modo, sería bueno que incluyera publicidad".

Desde el Partido Popular, también apoyan esta posibilidad por  motivos estéticos y de seguridad. "Es una idea muy buena, especialmente para el centro histórico y para toda la ciudad",  según aseguró su portavoz, Javier Lacalle. 
En la misma línea también estaría Vox mientras que Podemos rechaza que las lonas lleven publicidad, especialmente si es de bebidas alcohólicas. 

Para que se puedan colocar las lonas es necesario modificar la Ordenanza de Publicidad Exterior Mediante Carteleras, dado que no  contempla cubrir con lonas grandes las fachadas sino solo la instalación de una valla publicitaria únicamente con el nombre del promotor, el número de licencia y el importe. 

Se da la circunstancia de que la actual normativa se aprobó en el año 1986 y fue modificada en 2009, de modo que la cartelería ha evolucionado mucho. Su articulado pone restricciones para las vallas y lonas en los inmuebles del ámbito del Plan Especial del Centro Histórico en cuanto a su tamaño al no poder superar de 8,70 metros por 3,70 metros.