scorecardresearch

El PP burgalés exige el cambio de dirección en el HUBU

I.E.
-

El presidente provincial, Borja Suárez, considera que hay que poner fin "a la deriva" en la gestión del complejo asistencial universitario de los últimos dos años, llena de "desatinos", el último, el retiro forzoso del oncólogo Carlos García Girón

Borja Suárez durante su intervención. - Foto: Luis López Araico

La jubilación forzosa del oncólogo del HUBU Carlos García Girón ha sido «la gota que ha colmado el vaso de la paciencia» del PP con la gestión del hospital burgalés. El presidente del partido, Borja Suárez, ha advertido hoy que «dirección» del complejo asistencia «tiene que cambiar» y así se lo van a señalar a la consejera de Sanidad, Verónica Casado. «Se lo vamos a decir alto y claro, no podemos seguir así», ha subrayado el líder de la formación popular tras la celebración de la primera junta directiva tras el Congreso Provincial de julio.

Suárez ha puesto de manifiesto la preocupación de su partido «con la deriva en que se encuentra inmerso el HUBU tras dos años de desatinos de la dirección». «De la gestión óptima que tenía antes de los cambios (con Ortiz de Valdivielso al frente) se ha pasado a esto y pedimos responsabilidad a la Consejería de Sanidad para que adopte cuantas medidas tenga que adoptar para revertir la situación».

A juicio de Suárez, «no se puede desmontar servicio tras servicio en un hospital que presta una atención magnífica». Y el último ejemplo, comentó, es el de Oncología, en el que un profesional (en referencia a García Girón) «quiere seguir con su vida laboral y no se le permite». «No estamos para estos lujos;el HUBU, una referencia sanitaria en Castilla y León, una magnífica infraestructura no puede estar dirigido como está siendo dirigido», zanjó.

Asimismo, tras una semana en que el Plan Aliste -la iniciativa de Cs para la reestructuración de la sanidad rural- ha estado de plena actualidad, el PP burgalés anunció ayer que va a enviar un mensaje al presidente, Alfonso Fernández Mañueco, de defensa «de la presencialidad efectiva e inmediata de médicos en los consultorios».

El PP de Burgos quiere transmitirle al presidente de la Junta de Castilla y León, bien a través la Consejería en la reunió de Diputaciones o bien directamente, que la sanidad rural «la presencialidad efectiva tiene que ser inmediata». «Burgos tiene que ser sensible a la dotación de médicos para que los consultorios rurales sigan abiertos hoy y mañana», afirmó Suárez, para advertir de que su partido estará «radicalmente en contra de cualquier medida de reestructurar que pase por suprimir médicos, por amortizar plazas o por reorganizar  una  estructura que vacíe los consultorios». «Esa es una línea roja, la sanidad es una prioridad», ha dicho.