Un club deportivo proyecta reabrir las piscinas Los Pinos

A.C.
-

Sus impulsores, vecinos del Puente de Villanueva, buscan socios que deberán aportar de 1.000 a 3.000 euros para las obras que precisa el complejo

Un club deportivo proyecta reabrir las piscinas Los Pinos

Las piscinas de verano Los Pinos fueron las primeras en abrir sus puertas en Medina de Pomar allá por el año 1972. El promotor Ángel Martínez Llamosas fue el ideólogo de unas instalaciones que hicieron del Puente de Villanueva la urbanización de veraneo más atractiva de Medina de Pomar durante muchos años. Pasado su esplendor, fueron quedando desfasadas y comenzaron a acumular un déficit que las llevó al cierre en definitivo al término del verano de 2006. Ahora, tras años de gestiones, el recién constituido Club Deportivo Los Pinos ha alcanzado un acuerdo con la propietaria actual, Socorro Martínez, para alquilar las instalaciones de forma indefinida, y está realizando una campaña para alcanzar un número de socios que haga posible la práctica reconstrucción de las piscinas y su posterior mantenimiento.
El club maneja un presupuesto de entre 400.000 y 600.000 euros para ejecutar las obras que necesitan las instalaciones para su reapertura. Su portavoz, Conchi García Martos, explica que el presupuesto definitivo dependerá de las dimensiones de los vasos de las piscinas y que éstas serán mayores o menores, en función del número de socios que se alcancen hasta el próximo día 30. De momento, 60 familias han dado el paso adelante y han aportado los primeros 100 euros necesarios para hacerse socio. Todos los interesados tienen ahora 10 días por delante para pensárselo. Cuantos más socios se alcancen, menor será el esfuerzo de cada familia, pero inicialmente desde el club prevén que cada una deberá aportar de 1.000 a 3.000 euros para afrontar las obras.
más de 400 viviendas. Quienes ahora den el paso serán quienes después tendrán derecho al disfrute de estas piscina, que quedarán solo para el uso privado. Conchi García recuerda con nostalgia los años en que las piscinas estaban a disposición de las 440 familias que llenaban cada verano los apartamentos construidos en el Puente de Villanueva. Si se le suman los pisos de la Granja de San Pedro, se alcanzan más de 800 viviendas, por lo que García Martos está convencida de que "entre todos se puede lograr".
Uno de sus objetivos, además del disfrute de las instalaciones, es tratar de que la barriada turística del Puente de Villanueva recupere el pulso perdido con el cierre de la piscina. La portavoz del club deportivo considera que este hecho "fue definitivo para la caída de la urbanización, donde cada vez los propietarios vienen menos". Además de ello, las viviendas han perdido prácticamente su valor y la última que se vendió, según explica Conchi García, costó solo 13.000 euros. "Queremos revalorizar nuestras propiedades y que familias jóvenes con niños lo vean como un lugar de descanso atractivo", señala la portavoz del club deportivo, quien apostilla que, "si todos nos uniéramos, podríamos reconstruir las piscinas por 500 euros cada familia y solo 100 euros anuales de cuota de mantenimiento". Ahora las cantidades que se prevén para el mantenimiento alcanzan hasta 250 euros anuales por familia con derecho a invitar a amigos.
El alquiler pactado por el club con la propiedad por los casi 10.000 metros cuadrados del recinto son 1.200 euros mensuales. Esta cantidad y los costes de contratación de una empresa que se hiciera cargo del mantenimiento y los socorristas, serían los más importantes, una vez reabiertas las piscinas. Los interesados tienen la información para hacerse socios en la web piscinaselpuente.wixsite.com.