scorecardresearch

Castilla y León acoge 221 refugiados afganos de 38 familias

SPC
-

La Junta facilitará la prestación sanitaria y vacunación así como escolarización de los menores de 15 años

Primera reunión de la Comisión de Coordinación de Refugiados Afganos - Foto: Ical

Castilla y León acoge a día de hoy a 221 refugiados afganos que pertenecen a 38 familias. Solo dos de estas personas han llegado en solitario a España. Además, un 45 por ciento, casi la mitad, son menores de edad. Así lo trasladó el vicepresidente, portavoz y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, tras presidir la primera reunión de la Comisión de Coordinación de Refugiados Afganos, junto a la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y con siete organizaciones que estas últimas semanas han prestado su ayuda a estas personas.

En este sentido, Igea trasladó que la Comunidad afrontará esta situación “con toda la solidaridad y capacidad de la Administración autonómica”, con el objetivo de favorecer su integración “en el menor plazo posible”. Al respecto, avanzó que el Gobierno ofrecerá todos los servicios relacionados con la prestación sanitaria y el calendario de vacunación.

También la inserción educativa de los menores de 15 años, que serán matriculados en el curso escolar que ahora se inicia, con la ayuda de intérpretes en los casos en que sea necesario. “Son los que menos nos preocupan porque tienen un gran plasticidad para adaptarse a las nuevas situaciones”, argumentó.

“Colaboramos en ofrecer soluciones a este desastre. Porque esto no es un éxito, como nos quieren vender, es un fracaso que ha provocado la huida masiva de personas de su país. No hay nada que celebrar, sino ayudar a quienes han escapado del terror que produce un régimen que vulnera los derechos humanos”, justificó Igea, quien señaló que la Unión Europea y Estados Unidos son “corresponsables” de esta situación, “cuya misión no se ha cumplido para la que fue creada”.

A su juicio, Europa “tiene que reflexionar”, por eso el primer paso es “ayudar a quienes colaboraron con el Ejército español” en el país asiático.

El vicepresidente vaticinó que no cree que lleguen más refugiados afganos vía aérea, aunque no se aventuró a lo que podría suceder en un futuro si se genera una crisis humanitaria en Afganistán y eso genera la salida de miles de personas a pie, que podrían acabar en Europa: “Eso va más allá de las competencias de la Administración autonómica”.

En todo caso, y dado que el reparto por provincias ya está realizado por parte del Gobierno central, Igea consideró que a partir de ahora sí se podrían dar reubicaciones por cuestiones familiares. También confió en una mayor agilidad por parte del Ministerio de Empleo para poner en marcha medidas que favorezcan la integración laboral de los adultos y recordó que existen miles de solicitantes de asilo, de Afganistán y de otros países del planeta, que no pueden trabajar.