scorecardresearch

Contabilizan 41 contenedores quemados y 6 denuncias de bancos

I.E. / Burgos
-

El coste de la sustitución de los recipientes que han ardido rondará los 40.000 euros, sin contabilizar otro tipo de desperfectos, además de papeleras, marquesinas, farolas...

Contenedores volcados en la calle San Pablo la noche del sábado, tras la manifestación de la asamblea. - Foto: Alberto Rodrigo

La violencia callejera que azota la capital burgalesa desde el pasado jueves por la noche comienza a arrojar las primeras cifras. Las idas y venidas de los vándalos por las principales avenidas de la ciudad han dejado una estela de 41 contenedores quemados y numerosas cristaleras de entidades financieras apedreadas. Hasta el momento 6 bancos han acudido a la Comisaría para presentar denuncia por los vidrios rotos, entre otras cosas al tratarse de un trámite necesario para poder dar parte al seguro. Por ello mismo, la Policía Nacional espera que lleguen más en los próximos días. Y es que el sábado, el peor día de disturbios, los gamberros camparon a sus anchas por toda la ciudad, desde la zona sur hasta Gamonal.

Los contenedores quemados, según el recuento de los bomberos de la capital, ascienden a 41 por el momento. Ardieron en San Pedro y San Felices cuando la plataforma contra la especulación llevó sus protestas contra la plaza de toros hasta la casa del alcalde. Y desde allí hasta Gamonal prendieron fuego a muchos más en las calles San Pablo y Santander, la plaza de España, la avenida de la Paz o la calle Vitoria. Esta arteria ha sido la preferida por los vándalos para causar destrozos. Por allí pasaron tanto el jueves como el viernes y el sábado. El coste que supondrá para la ciudad sustituir esos contenedores alcanzará en torno a los 40.000 euros, ya que el precio de cada uno es de 1.000 más o menos. A ellos habría que añadir aquellos que han quedado inutilizados por resultar simplemente dañados, sin fuego de por medio. Los manifestantes también ha destrozado papeleras y otros elementos del mobiliario urbano, marquesinas de autobuses, farolas, etc.

Solo en estos tres días el número de contenedores quemados ya es la mitad de todos los que ardieron durante los desórdenes del mes de enero para evitar la construcción del bulevar de la calle Vitoria. En aquella ocasión el número ascendió a 93 y los que fueron movidos, a 283. Durante aquellos disturbios presentaron denuncia 4 entidades financieras. Una de ellas estimó el coste de reparar los daños en su oficina en 65.000 euros, cantidad que no será muy distinta a la de los destrozos que deberán arreglar tras estas algaradas.