Alucoil ultima la compra de la planta de Gamesa

R.C.G.
-
Alucoil ultima la compra de la planta de Gamesa - Foto: Raúl Canales

La operación se ha retrasado varios meses por problemas administrativos y se espera que la actividad se inicie en octubre. La compañía trasladará su filial Systems a la nueva instalación para poder ampliar su producción y generar puestos de trabajo

Alucoil ampliará su actividad en los próximos meses con la esperada apertura de la planta que anteriormente ocupaba Gamesa. Aunque la firma hizo pública la compra de las instalaciones ubicadas en el polígono de Bayas en noviembre del año pasado, el cambio de titularidad se ha retrasado más de lo previsto por problemas administrativos. Sin embargo, todo está listo ya para que en las próximas semanas se firme definitivamente la transacción. «Para los últimos días de abril o como mucho los primeros de mayo estará todo solucionado», asegura la directora de la empresa, Belén Martín. 
A partir de ese momento se iniciarán los trabajos para acondicionar la nave y llevar maquinaria, un proceso que se puede prolongar entre cuatro y cinco meses por lo que para octubre la nueva instalación ya debería estar operativa. El objetivo de Alucoil es trasladar la filial Systems, ya que el espacio del que dispone en la actualidad se ha quedado pequeño, con la intención de empezar a producir una nueva gama de materiales de última generación destinados al sector naval y ferroviario. 
Desde que Gamesa anunció el cierre de su planta, y una vez que las administraciones trataron sin éxito de que reconsiderase su postura ofertando todo tipo de ventajas para su continuidad, la Junta se fijó como prioridad encontrar un comprador para las instalaciones y minimizar así el impacto que para la ciudad supuso perder 134 puestos de trabajo. 
De este modo se contactó con diferentes grupos inversores que barajaban implantarse en la localidad, aunque finalmente fue una firma consolidada ya en Bayas como Alucoil la que mostró más interés en llevar adelante la operación al considerar que suponía una oportunidad inmejorable para ampliar su producción. El acuerdo está cerrado desde finales del año pasado aunque por diferentes cuestiones burocráticas no ha podido concretarse hasta ahora, lo que está retrasando los planes de expansión de la compañía. 
Con la compra de esta planta Alucoil, perteneciente al grupo Alibérico presidido por Clemente Soler y dedicada al sector del aluminio, contará con tres centros de trabajo en la ciudad. En su nave principal tiene las líneas de producción industrial de aluminio de alta tecnología para edificación y construcción mientras que Systems funciona como taller para transformar los paneles en piezas  altamente personalizadas para cada tipo de cliente. 
En total en sus instalaciones de Bayas trabajan cerca de 160 empleados, una cifra que se incrementará con la ampliación que se llevará a cabo cuando estén operativas las instalaciones que antes ocupaba Gamesa. «El objetivo es ampliar producción por lo que aumentaremos plantilla», admite Martín, quien de momento no se aventura a confirmar el número de puestos de trabajo que se generarán. Lo que si adelanta es el perfil requerido, que apunta a personal de mecanizado y acabado. Actualmente cuenta con una parte de oficina que desempeña labores más técnicas como dibujar y programar el mecanizado, y trabajadores de planta que se ocupan de las máquinas y del acabado final. «Necesitamos manitas, es decir profesionales habilidosos que sean capaces de transformar, idear y crear nuevas piezas», afirma. 
La noticia del cierre de Gamesa generó un fuerte impacto social por ser una firma arraigada en la ciudad y a la que se ofrecieron facilidades para continuar pero que declinó esta opción. Por eso, la Junta de Castilla y León puso el foco en encontrar nuevo ocupante para la instalación y en ejercer de intermediario en la negociación, aceptando Gamesa dar facilidades si aparecía un comprador, como ha sido Alucoil.