Múltiples quejas por el estado de los parque infantiles

S.F.L.
-

Vecinos y políticos de Briviesca denuncian la inseguridad en las zonas de juego y esperan que el Ayuntamiento actúe

El parque de la Magdalena presenta una situación evidente de abandono. Carece de papeleras y hay juegos rotos. - Foto: S.F.L.

Los vecinos de Briviesca están «indignados» por el mal estado de los parques infantiles y las quejas públicas se multiplican. Juegos viejos y ajados, con maderas rotas, anclajes al descubierto por la falta de arena o piedra, suciedad y pintadas cobran protagonismo en las zonas reservadas a niños. Algún columpio presenta incluso alambres sueltos y tablas descascarilladas que lo convierten en un lugar poco seguro para los más pequeños.
Este periódico publicó un reportaje el pasado 6 de marzo en el que se mostraron los rincones más olvidados de la ciudad, entre ellos las zonas de juegos, y ha comprobado que, a día de hoy, el estado de los mismos sigue igual y no se han reparado los daños. Las críticas son generalizadas al abandono de los parques en general, sobre todo al de la Florida y el de la Magdalena.
Algunas de las cadenas que sujetan los columpios están sueltas, las maderas están desgastadas, movidas y con los tornillos a la vista y oxidados y hay mobiliario en un estado impropio para ser utilizado por niños. «La inseguridad es cada vez mayor» y el Ayuntamiento «debería hacerse cargo del mantenimiento de los parques infantiles» del municipio, manifiesta un ciudadano.
Los padres piden «atención» por parte del personal municipal y esperan que el gobierno local «ponga en marcha las medidas necesarias» para «arreglar o sustituir» tanto los elementos de ocio infantil como el espacio en el que se ubican. Además, los usuarios de las zonas ajardinadas remarcan que falta mobiliario como papeleras y bancos y el existente, en algunos casos, presenta un aspecto lamentable. En el parque de la Florida, situado en el centro de la ciudad, se ubica una fuente que lleva años sin funcionar y que en los últimos tiempos se está utilizando a modo de contenedor, ya que muchos días aparece basura y suciedad en su interior. «Da muy mala imagen a Briviesca y el Ayuntamiento debería tomar medidas al respecto», afirma una vecina. 
  Ante el malestar ciudadano, el alcalde de la localidad, Álvaro Morales, afirma que «se tomarán las medidas necesarias» para que se vayan ejecutando las reparaciones imprescindibles y añade que el concejal de Urbanismo está llevando a cabo «un buen trabajo de análisis» de las deficiencias de los espacios públicos. 
Morales reconoce cierto abandono en algunas pero también afirma que tiene constancia de que hay ciudadanos que «no dan» un buen uso de las instalaciones y que «han aumentado» los actos vandálicos. «Estos condicionantes están afectando a que zonas de nuestra localidad muestren un estado un tanto dejado», reseña. 
El concejal de Ciudadanos Javier Hermosilla no se cree ni una palabra del regidor ya que, según él, su partido y muchos vecinos llevan realizando reclamaciones en pleno y en las oficinas municipales desde que el anterior equipo de gobierno tomó posesión y se ha hecho caso omiso. «Muchos de los columpios llevan años sin pintarse, hay bancos a los que les faltan tablas y concretamente en el parque de la Magdalena no hay ninguna papelera», sentencia el edil de la oposición. Para que un municipio se mantenga limpio y lucido, tanto Ayuntamiento como ciudadanos deben aportar su granito de arena y concienciarse de su cuidado.