El juego deja 71,1 millones por tasa fiscal directa en 2018

SPC
-

La Comunidad suma 610 personas con acceso prohibido a salas

Presentación del XVI Congreso del Juego de Castilla y León en Aranda de Duero. - Foto: Ical

El ‘juego’ dejó unos ingresos de 71,14 millones de euros en Castilla y León por tasa fiscal directa en 2018, a los que se sumaron otros 100.000 euros correspondientes a sanciones. Además, a día de hoy, el sector contabiliza 610 personas en un registro en el que tienen prohibido el acceso a este tipo de salas en la Comunidad, bien a petición propia o por decisión judicial.

Así se puso hoy de manifiesto durante la presentación de la XVI edición del Congreso de Juego de Castilla y León, que acogerá Aranda de Duero (Burgos) los próximos 26 y 27 de noviembre y cuya temática será el “juego responsable”, según anunció hoy en la capital ribereña el consejero de la Presidencia, Ángel Ibáñez, quien estuvo acompañado del director general de Relaciones Institucionales, el arandino Máximo López, y la alcaldesa de la ciudad, Raquel González.

Así, subrayó que es la primera vez que este Congreso anual lo acoge una ciudad que no es capital de provincia y que prevé la asistencia de 300 personas en este foro de diálogo y de intercambio de experiencias. De esta forma, puso en valor la oportunidad que supone para la promoción de la comarca de la Ribera del Duero, de sus productos, gastronomía y patrimonio histórico-artístico.

Una cita que, según resaltó, tendrá “una importante repercusión para la zona”, teniendo en cuenta la intensa relación del sector empresarial del juego con la hostelería y el turismo. “Desde la Junta se trata de abrir a todo el territorio de la Comunidad”, dijo, y agregó que la intención es “expandir la política económica” a todo el territorio regional.

La Junta, en colaboración con los profesionales de los distintos subsectores de juego de Castilla y León, organiza el Congreso. Algunos de cuyos contenidos desgranó el consejero, como es la temática principal, que versará sobre el “juego responsable”, de forma que “se analicen los instrumentos normativos y técnicos que ayudan a que el juego se pueda desarrollar de manera ordenada y respetuosa teniendo en cuenta la seguridad jurídica y la protección de los más vulnerables”, manifestó.

En este sentido, Ibáñez destacó la importancia que este congreso tiene en el sector del juego a nivel nacional, convirtiéndose en “una referencia” y “cita obligada” a la que asisten empresas del sector y afines de toda España, que cuenta con la presencia de responsables públicos de gestión de los juegos y de las áreas de salud pública, tributos o turismo, así como representantes de la Administración del Estado.

En el transcurso de la celebración del Congreso está previsto que se desarrollen varias ponencias y mesas-coloquios, en las que serán analizados los temas de actualidad e interés, tanto para el sector empresarial del juego privado en Castilla y León, como para las diferentes administraciones públicas que asisten al Congreso y que se irán conociendo en las próximas semanas.

Modificación de la ley

El responsable regional reafirmó que el objetivo en esta legislatura es poder aprobar la modificación de la Ley del Juego de Castilla y León y subrayó que en el Gobierno regional están “muy concienciados” con el sector, tanto para que éste pueda seguir funcionando, como también para evitar un incremento en la población de la ludopatía y adición al juego.

Las jornadas congresuales se celebrarán en el Auditorio de Caja de Burgos de la plaza del Trigo en la localidad burgalesa, el martes, 26 de noviembre, con ponencias y mesas redondas por la mañana y por la tarde, y el miércoles, 27 de noviembre, en sesión de mañana procediendo a la clausura a mediodía.

En la actualidad, Castilla y León cuenta con tres casinos, una veintena de bingos, 133 salones de juego, 24 casas de apuestas, 70 zonas de juego, 68 córners y 14.132 máquinas de juego.



Las más vistas