scorecardresearch

La UBU se plantea pedir el grado de Matemáticas

B.G.R.
-

El rector sostiene que la situación de "inferioridad" con la que nació la institución local debe "reequilibrarse" en los próximos tres años

Los rectores de la UBU y la Isabel I (al fondo) se reunieron ayer en Valladolid con la consejera Rocío Lucas. - Foto: Leticia Pérez (ICAL)

Los rectores de las nueve universidades de Castilla y León, cuatro públicas y cinco privadas, mantuvieron la semana pasada en Valladolid la primera reunión con la consejera de Educación, Rocío Lucas, para sentar las bases de los futuros grados y másteres que se implantarán en la región en los próximos tres años. Aunque encima de la mesa no se pusieron titulaciones concretas, el máximo responsable de la UBU, Manuel Pérez Mateos, se refirió al término del encuentro a la importancia de que esa nueva oferta vaya unida a las necesidades de las empresas y con ellas a perfiles profesionales relacionados con las enseñanzas Stem (Ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Sobre estos campos de conocimiento, Pérez Mateos avanzó que la institución académica local se plantea solicitar la implantación del grado de Matemáticas, teniendo en cuenta que ya imparte el de Ingeniería Informática, que cuenta un gran número de alumnos. "Es una opción que hemos barajado porque la demanda social resulta clara", manifestó, si bien añadió que para cualquier solicitud de ampliación de estudios "tendremos muy en cuenta a los centros".

En esta primera toma de contacto, el rector de la UBU dejó clara su postura respecto al nuevo mapa de titulaciones, cuyos primeros acuerdos podrían firmarse en abril de cumplirse los plazos previstos. "Por lealtad al expresidente Juan Vicente Herrera y al resto de instituciones, la UBU hizo un sacrificio en el anterior que, en esta ocasión, no será fácil de repetir", subrayó, justificando ese esfuerzo realizado en la existencia de un "consenso general" y el compromiso de ampliar la oferta de estudios, "como así sucedió" en todos los campus públicos. Sin embargo, señaló que ahora "no estamos de acuerdo con el café para todos". 

Al respecto, sostuvo que "no deben usarse los mismos criterios para la UBU que para universidades históricas u otras de tamaño medio porque nació en una situación de inferioridad que en esta ocasión, si queremos rentabilizar el dinero ya invertido, debemos reequilibrar", al igual que los dos sistemas, público y privado, "requieren consideraciones muy diferentes".

Pérez Mateos comparte las líneas estratégicas marcadas por la Consejería, entre las que se encuentran la internacionalización, la formación dual, la transformación digital y la enseñanza ‘online’, y cuya responsable detalló en rueda de prensa. A preguntas de los periodistas, descartó la posibilidad de abrir más Facultades de Medicina, según informó la agencia ICAL, una reivindicación histórica que la UBU seguirá defendiendo aunque reconoce su elevado coste.