Las violaciones crecen casi un 70% durante el pasado año

David Alonso
-

El incremento supone duplicar el repunte estatal en 2018, y el resto de delitos contra la libertad sexual también aumentan un 16% con casi 400 sucesos

Imagen de una joven atravesando un callejón oscuro. - Foto: Javier Pozo

Las agresiones sexuales con penetración, es decir, las violaciones, repuntaron un alarmante 70 por ciento durante el pasado año en Castilla y León, donde se registraron casi 52 delitos de este tipo. Esto supone 21 más que las 31 del año anterior, y deja una media de una violación por semana dentro de la Comunidad en 2018. Además, este incremento triplica el repunte experimentado por las violaciones a nivel estatal, donde se elevó un 22 por ciento. Unas cifras que se desprenden del Balance de Criminalidad publicado ayer por el Ministerio del Interior, y donde también se revela que el resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual volvieron a crecer en sintonía con las agresiones con penetración, hasta casi los 400 delitos contabilizados por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado el año pasado. De esta forma, en 2018 Castilla yLeón registró más de un delito sexual cada día.
Analizando las cifras de criminalidad del año pasado también destaca el crecimiento de los robos con fuerza en domicilios, con más de 3.500 casos, un 12,8 por ciento más que en 2017, y que supone diez asaltos diarios a viviendas de la Comunidad. Por el contrario, los hurtos -robos en los que no hay violencia de por medio- descendieron un 6,5 por ciento hasta los 19.700 casos, unos 1.400 menos que en 2017. De igual forma también mermaron los robos con violencia e intimidación, que cayeron un 2,2 por ciento hasta los 710 delitos registrados.
Las sustracciones de vehículos también retrocedieron el año pasado, con 587 coches hurtados, un 11 por ciento y 80 casos menos que el curso anterior.
Uno de los delitos que no deja de crecer son los relacionados con el tráfico de drogas, que se saldó con 408 infracciones el año pasado, un 22 por ciento más.
homicidios. En el caso de los homicidios y asesinatos consumados, se reducen un 15 por ciento hasta los 11, mientras que los asesinatos en grado de tentativa se disparan un 35 por ciento hasta los 23. Los secuestros se mantuvieron iguales, con dos casos en 2018, mientras que el resto de infracciones penales ocurridas en Castilla y León crecieron casi un 10 por ciento con cerca de 47.000 casos. De esta forma, la delincuencia en la Comunidad repuntó un 4% durante 2018.