Los vecinos de Fresno hacen sonar la campana del reloj de la iglesia

A. Pérez / Burgos
-

Debido al estado de ruina del templo, desde hace diez años no se marcaban las horas. Los voluntarios han aprovechado la obra de la espadaña para limpiar también las campanas

El mecanismo eléctrico del reloj ya anuncia las horas con la campana. - Foto: DB

Diez años hacía que los fresnillos no escuchaban el sonido, tan característico, de la campana que anuncia las horas marcadas por el reloj de la iglesia de San Andrés. El estado ruinoso del templo, con serios problemas en su estructura, había conducido al abandono del reloj y de las campanas.
En agosto del año pasado comenzaron las obras de rehabilitación del edificio religioso para cumplir dos fines, el de atención religiosa como iglesia, y otro con proyección social como centro cultural de la localidad. Este proyecto, que repartirá el inmueble entre una iglesia y un centro cultural, fue posible por el acuerdo de vecinos, técnicos, la parroquia y el Ayuntamiento.
La primera fase de esta actuación, que ha consistido en la renovación total de la cubierta, refuerzo de cimientos, cosido de grietas y la división del espacio interior, ya ha finalizado. En la actualidad se trabaja en el arreglo de la espadaña, la estructura frontal que acaba en punta y alberga las campanas. Esta espadaña se comenzó a rehabilitar hace un par de semanas gracias a la subvención de 20.000 euros del conocido como ‘convenio de las goteras’, firmado entre la Diputación y el Arzobispado, y Sergio María, alcalde de Fresno de Río Tirón, espera que en un mes esté finalizada. Aprovechando los andamios colocados para esta actuación, algunos vecinos voluntarios del pueblo propusieron arreglar ellos mismos el reloj de la iglesia y restaurar las campanas.
El reloj se ha tenido que cambiar por completo, ya que el antiguo mecanismo estaba muy deteriorado. Lo que se ha hecho ha sido limpiarlo con la intención de exponerlo en el futuro centro cultural. El mecanismo que se ha instalado es eléctrico. La antigua esfera del reloj también estaba inservible, por lo que los vecinos han realizado una copia idéntica a la anterior y esta ya luce en lo alto de la iglesia.
Los vecinos también han dedicado su tiempo libre, durante varios meses, a restaurar cuatro campanas de la iglesia. Se han limpiado con chorros de arena, se le ha dado un tratamiento a la madera del yugo o contrapeso y se han ajustado. Además, se han cambiado todos los badajos, que era la parte en peor estado. Por último, se han consultado a varias empresas sobre la seguridad de las campanas y todos los técnicos han dado el visto bueno al futuro volteo de las mismas.
En la actualidad, el reloj marca las horas y la campana del mismo las anuncia, desde Semana Santa, pero esta es la única campana que se escucha por el momento. Para oír el característico volteo de campanas, típico durante las fiestas patronales, habrá que esperar a que la obra del edificio religioso esté finalizada por completo.

Iglesia y centro cultural

 

En la actualidad el edificio ya está dividido en dos espacios, uno de ellos se empleará como iglesia y el otro será un centro cultural para el pueblo.
Las obras de consolidación del inmueble ya se acercan a su fin y han sido posibles gracias al acuerdo y cooperación de la Parroquia y el Ayuntamiento de Fresno de Río Tirón. El coste de la actuación asciende a 140.000 euros, costeados a partes iguales por el Consistorio y la Parroquia. Una vez finalizadas, habilitar el interior de la iglesia, montar los retablos, altares y bancos o limpiar el suelo, es responsabilidad de la Parroquia o el Arzobispado, mientras que el Ayuntamiento se encargará de preparar el centro cultural.