Amenaza de expediente policial por reprender a la alcaldesa

R.C.G.
-

El agente llamó la atención a Aitana Hernando, que iba hablando por el móvil, por desatender la orden de esperar en la acera como el resto de peatones

Amenaza de expediente policial por reprender a la alcaldesa - Foto: Gonzalo Angulo

El malestar que ha generado entre la plantilla municipal la sanción de un año de empleo y sueldo a una arquitecta por desobedecer las órdenes de la concejala de Urbanismo, podría vivir otro capítulo similar si finalmente se cumple la amenaza de expedientar a un policía local por reprender a la alcaldesa en la vía pública.
Los hechos ocurrieron hace un par de semanas, cuando el agente estaba controlando el tráfico en la zona próxima a Ramón y Cajal con motivo de las obras que se están llevando a cabo en dicha calle. En un momento, mandó esperar en la acera a todos los peatones que se disponían a cruzar, entre los que se encontraba Aitana Hernando, quien distraída con una llamada de teléfono, al parecer no escuchó la orden del policía, por lo que éste se dirigió a ella de forma específica. «¿No me ha escuchado que hay que esperar?», le espetó el agente según fuentes cercanas al caso consultadas por este medio, que afirman que la alcaldesa reaccionó airadamente ante la llamada de atención porque en su opinión, el agente le había gritado y por lo tanto suponía una falta de respeto a la máxima autoridad municipal. Tras un breve intercambio de opiniones, en el que el policía intentó justificar que había levantado el tono de voz únicamente para que le escuchara ya que se encontraba a unos metros de distancia, Hernando abandonó el lugar.
Sin embargo, horas más tarde el funcionario fue llamado al despacho de la regidora donde se le amenazó con iniciarle un expediente por  los hechos expuestos. «En realidad lo que le molestó es que las personas que estaban allí se rieran de la situación, pero es una vergüenza que se amenace a un empleado por hacer su trabajo», aseguran las mismas fuentes, que confirman que tras el breve incidente y  en previsión de lo que pudiera suceder, el policía identificó a algunos de los testigos por si su proceder le acarrea consecuencias.
Por ahora solo existe una amenaza de expediente, aunque aún no ha recibido notificación oficial al respecto y se desconoce si Hernando tiene intención de continuar con el procedimiento o desiste.
Hay que recordar que recientemente se ha castigado a una arquitecta por negarse a acudir a una reunión de una comisión de expertos, una medida que ha sido muy criticada tanto por los representantes sindicales de la plantilla como por un amplio sector de los trabajadores al considerarla «desproporcionada». La profesional había solicitado por escrito aclaraciones sobre las funciones de la comisión y su nombramiento en la misma, y al no obtenerlas, se negó a acudir a una reunión pese a que la concejala de Urbanismo le insistió para que lo hiciera. Por este motivo se inició un expediente que se ha cerrado con la sanción de un año de suspensión de empleo y sueldo.