Conciertos, votos y rezos en un mismo espacio

S.F.L.
-

Reinoso levanta un edificio de usos múltiples en la zona que ocupaba la antigua iglesia y ubicará en la torre un museo con los resultados de las excavaciones del dolmen del Pendón

Conciertos, votos y rezos en un mismo espacio

Los tiempos han cambiado. ¿Qué persona hace un siglo podría imaginar que una misa se podría oficiar fuera de las cuatro paredes de una iglesia? Si este hecho fuera impensable... ¿Qué opinaría si en un mismo espacio se celebrarían conciertos, bodas, talleres, conferencias y ritos religiosos? Si esta cuestión se la hacen a los vecinos de Reinoso el cien por cien de ellos contestarán que se trata de una «muy buena idea».
Hace unos años, el Ayuntamiento del municipio más pequeño de La Bureba y el segundo de la provincia tomó la determinación de construir un centro de usos múltiples situado en el lugar que ocupaba la iglesia, que se desmoronó hace 20 años. Para poder llevar a cabo el proyecto tuvieron que llegar a un acuerdo con el Arzobispado para que les cediese el terreno, en el que solo quedaba en pie la torre y la fachada del ábside.
Dicho y hecho. Tras una permuta con la institución religiosa el pueblo se adueñó, a cambio de una finca de una hectárea, con el espacio. Pese a que tan solo residan 15 vecinos durante todo el año, los fines de semana y durante los meses de verano la población se llega a quintuplicar, llegando a los 70.
Conciertos, votos y rezos en un mismo espacioConciertos, votos y rezos en un mismo espacioLas obras de transformación se han ido realizando por fases y según el alcalde de la localidad, Roberto Zuñeda, han logrado «adaptar a la perfección» un lugar donde se realizan diversos eventos, tanto culturales, de ocio y religiosos. Desde que los trabajos concluyeron,  ya se ha celebrado una boda y un bautizo en el nuevo inmueble. La localidad necesitaba un edificio acondicionado con la suficiente capacidad para poder concentrarse los vecinos.
La oferta cultural también se ha visto renovada. Ahora, el Consistorio puede ofrecer a los habitantes ciertas actividades que anteriormente no entraba en sus posibilidades, por falta de espacio básicamente.
Con la restauración de la torre-campanario se ha logrado ganar un rincón que se destinará a museo y en el que, además de documentos, fotografías y artilugios que hablen sobre la historia del pueblo, también se podrán visualizar elementos destacados procedentes de las excavaciones del dolmen del Pendón. Tras la cuarta campaña de investigación llevada a cabo por un equipo de arqueólogos dirigido por Manuel Rojo, se ha descubierto que este monumento prehistórico -ubicado en las proximidades de Reinoso- pasó de ser una tumba a un lugar ceremonial.
Se trata de un sepulcro megalítico que data del año 3.300 antes de Cristo y en el que, por el momento, han aparecido restos de 100 individuos, de los que el 30% pertenecen a niños. Con la llegada del buen tiempo aumenta el número de curiosos que se acerca a la excavación para contemplarla. Tal importancia tienen los resultados obtenidos en la investigación que la Universidad de Valladolid ha organizado para este verano un curso de arqueología práctica en el dolmen.
agua, calles y caminos. El Ayuntamiento del pequeño municipio cuenta con un presupuesto de 154.910 euros de los cuales 100.000 irán destinados a las inversiones previstas a realizar. La más importante de ellas corresponde a la adecuación del sistema de saneamiento público. Las tuberías ya son viejas y presentan desperfectos. Además, de estar fabricadas con polietileno, la cantidad de cal que posee el agua hace necesaria una sustitución apremiante.
Los escasos fondos con los que cuentan obliga a realizar la actuación en fases. Asimismo, se aprovechará para mejorar la situación de alguna de las calles del pueblo y de los caminos rurales. Las condiciones de la calzada que se dirige hasta Revillagodos no contempla unos buenos requisitos para ser transitada pero, de momento, se quedará tal cual.

MAL ESTADO DE LA VÍA Y FALLOS DE CONEXIÓN A LA RED.

Vivir en municipios pequeños tiene ventajas pero también inconvenientes. Para los vecinos de Reinoso resulta incómodo dirigirse hasta Briviesca por el desastroso estado en el que se encuentra la carretera. Los baches abundan en el tramo de poco más de 8 kilómetros y han provocado algún accidente. La vía provincial necesita una mejora urgente. Además,  la mala conexión a internet es otro de los obstáculos con los que los habitantes conviven a diario.