Más trabajo para los médicos del PAC de Gamonal

G.G.U.
-
Más trabajo para los médicos del PAC de Gamonal - Foto: Beatriz Montero

Desde hace unas semanas atienden avisos domiciliarios cuando la plantilla del servicio de urgencias de San Agustín no está al completo. La gerencia destaca que es una medida "pactada" y "voluntaria"

Los médicos que tienen que hacer guardia cada tarde en el Punto de Atención Continuada (PAC) de Gamonal -ubicado en el centro de salud de La Antigua- acaban de añadir a su cometido la atención de los avisos domiciliarios, que hasta ahora se cubrían desde  el otro servicio de urgencias de Primaria de la capital, el PAC de San Agustín, casi en exclusiva. Sin embargo, este espacio ha perdido varios efectivos en los últimos meses y ya no puede permitirse que uno de sus efectivos atienda a los enfermos en casa, por lo que se ha repartido esta carga de trabajo entre las plantillas de guardia de los dos ambulatorios.
Fuentes de la Gerencia de Atención Primaria señalaron que se trata de una medida «pactada» y «acordada» entre los facultativos, después de una reunión programada para abordar la organización de las guardias en el PACde Gamonal; una medida polémica, que sublevó a los médicos de cabecera de la capital hasta el punto de hacer dimitir al anterior equipo directivo, encabezado por Aser Morato.
Entonces, el motivo por el que los profesionales se encolerizaron fue que Morato decidió que los facultativos de los centros de salud de la capital tenían que repartirse las horas de atención de las urgencias de Gamonal, algo que hasta ese momento siempre habían hecho médicos de la categoría de Área, que son aquellos que no tienen consulta fija y se desplazan de un sitio a otro en función de las necesidades. Cuando estos efectivos habían superado con mucho el máximo anual de horas trabajadas en 2018, se plantaron y obligaron a contar con los médicos de cabecera que cumplen con los criterios para hacer guardia: tener menos de 55 años y no disponer de causa objetiva para la exención.
Así, a primeros de enero se impuso a los facultativos afectados 14 horas de guardia -diurna y remunerada- al mes en el PAC de la Antigua; una medida que los sucesores de Morato mantienen porque no encuentran efectivos suficientes para conformar plantillas estables para la atención de los dos servicios de urgencias de la capital.
Y ahora, a esa atención en consulta (siempre en horario de 15.00 a 22.00 horas) se han sumado los avisos domiciliarios. «Pero no es una imposición, es una medida voluntaria», subrayaron fuentes de la gerencia, destacando que se produce solo cuando la plantilla de San Agustín no está al completo; es decir, cuando no puede haber dos médicos en consulta y un tercero de refuerzo para la atención en casa. «En el momento en el que hay un aviso, hablan y deciden quiénes salen», señalaron, insistiendo en que ha sido una cuestión de «solidaridad» entre profesionales.