La estación de autobuses de Aranda estrena imagen

B.A.
-
La estación de autobuses de Aranda estrena imagen

La instalación ha ganado en accesibilidad, comodidad y luz, además de adaptarse a la normativa vigente, gracias a las obras ejecutadas por Blasgón y financiadas por la Junta, y que han ascendido a 240.000 euros

La adaptación y reforma de la estación de autobuses de Aranda de Duero ya han concluido. La Junta de Castilla y León, propietaria de la instalación y promotora de una actuación que se inició en el último trimestre del año pasado, ya ha recepcionado la obra de forma provisional y los usuarios de la terminal arandina disfrutan desde hace unas semanas de una mejor accesibilidad, comodidad y espacios más luminosos en las instalaciones. Como explican desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, la intervención ha tenido como objeto renovar y actualizar el antiguo edificio para adaptarlo a la normativa vigente, con la accesibilidad y la eficiencia energética como prioridades. En total, la institución regional ha invertido en este proyecto 241.933 euros. 

Durante alrededor de cuatro meses, la empresa ribereña Blasgón se ha encargado de desarrollar las obras que se han centrado en cuatro espacios de la estación de autobuses: la zona de aparcamiento, el vestíbulo interior, la zona de taquillas y las dársenas. Son estos los lugares en los que los técnicos detectaron las mayores necesidades.

La mejora resulta notable en cuanto uno se aproxima a la terminal. En el aparcamiento se ha sustituido el pavimento de las aceras y estas se han ensanchado, se ha retirado el firme de la zona de los alcornoques y se ha sustituido por un espacio ajardinado, se ha reparado el suelo levantado por las raíces del árbol de la entrada y pintado, se ha revestido la zona verde con  un nuevo solado y han sido habilitadas dos plazas de estacionamiento para discapacitados. 

Entrada para peatones. En este espacio también se han sustituido las luminarias por otras más eficientes, y además se ha creado un acceso exclusivo para los peatones. Antes tenían que entrar al recinto por la misma puerta que lo hacían los vehículos, con el peligro que esto suponía, y ahora lo hacen por una puerta para ellos que da acceso a una de las aceras del aparcamiento. Igualmente se ha sustituido el cartel que identificaba a la estación por otro, donde además de poner ‘Estación de Autobuses de Aranda de Duero’ aparece el logotipo de la Junta y un identificador de ‘Transporte Público Castilla y León’. 

Ya dentro del edificio, en el vestíbulo interior, se ha colocado un nuevo suelo gris de tipo porcelámico, limpiado las paredes y techos, limpiado los baños y reparado los elementos rotos de los mismos, corregido los accesos al hall desde las dársenas para hacerlos accesibles mediante rampas y retirado las antiguas luminarias y sustituido por una nueva iluminación de leed con sensores y control de encendido. También se han reemplazado dos de las tres puertas que dan acceso al exterior por unas automáticas. 

Igualmente se ha experimentado un profundo cambio en la zona de taquillas, ya que se han derribado y en su lugar se ha adecuado una zona de espera, con bancos metálicos. En esa pared también se han abierto ventanas de carpintería de aluminio y doble acristalamiento que permiten una mayor entrada de luz y observar desde el interior la zona de dársenas. Además, se ha reparado la antigua sala de consignas y facturación y se habilitado como taquilla. La zona exterior, donde paran los autobuses y se accede a los mismos, también ha sufrido un lavado de cara. Se ha reparado el mobiliario, se ha sustituido la iluminación por un nuevo sistema de lámparas leed y control de encendido mediante sensores y también se ha colocado un pavimento podotáctil diseñado para personas con dificultades visuales. Se han sustituido los policarbonatos inferiores de los lucernarios, en este caso con un diseño que hace referencia a Aranda y a su río Duero. 

Por otro lado, el procurador ribereño de Cs en las Cortes de Castilla y León, José Ignacio Delgado, considera excesivo el gasto realizado por la Consejería de Fomento en las obras de mejora de la terminal de autobuses arandina «a la vista del resultado», ya que echa en falta algunas mejoras básicas para este espacio. «Podía haberse hecho más o de otra forma porque, por ejemplo, no han cambiado el suelo de los aseos públicos, lo que da muy mala imagen», apunta Delgado.

Además, ante la desocupación de los locales comerciales de esta estación arandina, el procurador de Cs plantea una propuesta con dos vertientes. «Hemos registrado una batería de preguntas a la Junta para que la estación de autobuses de Aranda pueda servir de oficina permanente a los agentes medioambientales en la Ribera del Duero, dado que están los espacios sin utilidad y daría vida a este espacio, además de cumplir con todas las medidas de accesibilidad», asegura Delgado. De esta forma, se podría solucionar, en opinión de Cs, la falta de espacio que está soportando el equipo de agentes medioambientales de la Junta en Aranda, que no tienen el espacio ni suficiente ni adecuado para poder desempeñar su labor y atender a los ciudadanos.