Nueva movilización para defender la Sanidad en la Ribera

I.M.L.
-
Nueva movilización para defender la Sanidad en la Ribera

La Coordinadora por la Sanidad Púbica en Aranda y Comarca llama a los vecinos a secundar la manifestación del viernes e insiste en que si no recuerdan a los políticos esta reivindicación, corre el riesgo de pasar a segundo plano

Dentro de dos días, los vecinos de Aranda y la Ribera están llamados a una nueva manifestación, que pretende aglutinar las reivindicaciones por una sanidad digna que se mantienen en las concentraciones semanales. Unas citas que en la capital ribereña promueve la Coordinadora por la Sanidad Pública de Aranda y la Comarca, en la que están implicadas todas menos una de las asociaciones de vecinos de la villa arandina, y que se producen todos los martes a mediodía en ambos centros de salud. «Algo estamos haciendo mal, debería darnos vergüenza a todos, a los que no están aquí para apoyar esta reivindicación y a los que estamos también, porque no estamos siendo capaces de atraer a más gente», se lamentaba en la cita de ayer uno de los portavoces de la coordinadora, José María Rojas, a las puertas del Centro de Salud Sur, donde se daban cita en torno a un centenar de personas.

Este comentario de Rojas aludía a la clara diferencia en el poder de convocatoria entre Aranda y Roa, ya que las concentraciones en el ambulatorio raudense, haga el tiempo que haga, no han bajado de 200 participantes desde que se vienen celebrando. «Tenemos que tener claro que la sanidad pública está mal pero podría estar peor si no estuviésemos aquí, si no saliésemos a la calle a recordarles a los que mandan que no vamos a dejar de exigir lo que es justo», recordaba Rojas.

La coordinadora ha decidido que tras la pancarta que encabece la marcha de este viernes, que partirá a las 20 horas de la Plaza Mayor de Aranda, «no se encuentren presentes ningún miembro de los partidos políticos, incluyendo a los pertenecientes a la coordinadora que se presentan como candidatos en alguna lista electoral», aunque deja la puerta abierta a que «puedan hacerlo si lo desean en alguna de las otras dos pancartas que se llevaran en la manifestación».

Una cita que coincide con el ecuador de la campaña electoral y con la que los convocantes quieren que sus reivindicaciones estén presentes a la hora de elegir el voto.